Varias personas hacen fila para entrar a un supermercado. (David Villafañe)

Al comenzar mañana la flexibilización de las medidas de cierre preventivo por el coronavirus, varios salubristas hicieron un llamado a la ciudadanía a permanecer en sus casas, y criticaron el manejo de datos por parte del gobierno y la falta de acciones concretas para una toma de decisiones informada durante la crisis.

“Una de las recomendaciones básicas que ha hecho el gobierno federal es que, para que alguna jurisdicción considere flexibilizar cualquier política que haya implementado durante la pandemia, debe haber, por lo menos, 14 días con una reducción consistente en los nuevos diagnósticos”, explicó hoy el doctor Carlos Rodríguez Díaz, profesor en la Escuela de Salud Pública de la Universidad George Washington.

“Claramente, en Puerto Rico, basado en la información que nos están compartiendo, ese no es el caso, incluso, luciría como que están aún aumentando los casos”, subrayó.

El sábado, se sumaron 182 casos únicos positivos a COVID-19, la cifra más alta reportada en un solo día por el Departamento de Salud (DS). Dos días antes, fueron reportados 106 casos. Aunque los resultados de esas pruebas no suponen que todos los diagnósticos ocurrieron en un solo día, sí apuntan a que ocurrió un aumento de positivos, en lugar de un descenso.

“Mi recomendación sigue siendo que la gente que se pueda quedar en su casa, se quede en su casa”, afirmó Rodríguez Díaz, quien también fue profesor en la Escuela Graduada de Salud Pública del Recinto de Ciencias Médicas (RCM) de la Universidad de Puerto Rico. “Es difícil, ya llevamos mucho tiempo en nuestras residencias con acceso limitado a gente que queremos y otras actividades que nos gustaría hacer, pero, ante la incertidumbre, es la única estrategia en la que podemos seguir confiando”, manifestó.

En la misma dirección, la educadora y doctora en Epidemiología Idania Rodríguez Ayuso enfatizó la importancia de que se observe un descenso en casos positivos durante 14 días consecutivos para poder determinar si, bajo esas condiciones, hay un control o no del contagio del novel coronavirus en la isla.

“Eso no es lo que estamos viendo en este momento”, apuntó. “Estamos viendo que, en la semana empezando el lunes, 20 de abril, tenemos una cantidad de casos por día considerable. Tenemos que estar pendiente, entonces, a la próxima semana, que sigan llegando los casos asociados a la semana del 26 (de abril) en adelante para ver si se mantiene, se disminuye o se disparan (los casos positivos)”, explicó la educadora.

A juicio de la doctora Ángeles Rodríguez, exepidemióloga del Estado, la decisión del gobierno de dar paso a la flexibilización del cierre preventivo es prematura, luego de 14 días en los que, según los diagnósticos acumulados por fecha, hubo un aparente aumento de casos, en lugar de una disminución.

“No veo nada que me sugiera que ha cambiado nada. Lo único que había cambiado, hasta ahora, es que la gente estaba, no solamente distanciada, sino en ‘lockdown’ (cierre de emergencia)”, advirtió la doctora.

Señalan deficiencias en manejo de datos

Del mismo modo, los salubristas señalaron que es indispensable que el Departamento de Salud publique datos específicos sobre los resultados del rastreo de contactos que ha realizado la agencia, así como una recopilación de la información del rastreo efectuado por municipios.

“No hemos podido tener un cuadro general de esos esfuerzos”, señaló Rodríguez Ayuso.

Por ejemplo, abundó, es importante que se conozca cuántos contactos de casos positivos resultaron en nuevos diagnósticos y cuáles eran las circunstancias en las que sucedieron esos contactos. “A nivel de epidemiología, trabajamos con tres variables principales, que es tiempo, lugar y persona”, explicó.

Esa información también es indispensable para saber si hay conglomerados de casos en áreas específicas y dirigir esfuerzos concentrados en esas zonas.

“No sabemos dónde es el intercambio (de contagio) comunitario más severo”, manifestó, por su parte, la exepidemióloga del Estado. “Mi recomendación a la gente es que se quede en su casa”.

“Si usted es uno de esos servicios que su patrono le llama, se supone que su patrono le ofrezca equipo de protección y medidas de distanciamiento, obsérvelas, hasta donde pueda protéjase y los que no tienen que salir, no salgan”, advirtió Rodríguez.

Mientras, el doctor Rodríguez Díaz extendió un llamado a las autoridades y a los profesionales de la salud pública a involucrarse en procesos educativos en las comunidades de manera responsable.

“No ha habido una buena estrategia para, consistentemente, comunicar qué es lo que la gente puede hacer para prevenir, aun cuando se flexibilicen las condiciones existentes”, indicó. “Tenemos que ser muy consistentes en proveer información para que la gente pueda tomar decisiones”.


💬Ver 0 comentarios