Para Luis Gutiérrez, el chat de Telegram que encabezó el gobernador junto a varios de sus colaboradores más cercanos, “es un reflejo de la falta de valores que tenía esta administración”. (André Kang)

Washington - El ex congresista Luis Gutiérrez – quien ahora vive en Puerto Rico- anunció esta noche que asistirá a la marcha de mañana para respaldar los reclamos “del pueblo” para que el gobernador Ricardo Rosselló Nevares renuncie a su puesto.

“(Rosselló) tiene que entender el dolor del pueblo ante sus acciones y la corrupción del gobierno, que es inmensa. Tiene que pagar las últimas consecuencias, que es la renuncia (a la gobernación)”, sostuvo Gutiérrez. 

En medio de los escándalos que sacuden a su administración, el gobernador Rosselló Nevares anunció hoy su renuncia a la presidencia del Partido Nuevo Progresista (PNP) y a una candidatura a la reelección, pero no ha acogido los masivos y generalizados llamados para que dimita a la gobernación.

Gutiérrez sostuvo que por un problema de salud no pudo estar el pasado miércoles en la manifestación en el Viejo San Juan, pero que se propone asistir, junto a su esposa, a la marcha que encabezará mañana el llamado a un paro nacional.

“Puerto Rico vive un momento histórico y bien trascendental”, dijo Gutiérrez, quien se retiró del Congreso en diciembre pasado, tras 26 años como representante federal por el distrito 4 de Chicago.

Para el ex congresista, el chat de Telegram que encabezó el gobernador junto a varios de sus colaboradores más cercanos, “es un reflejo de la falta de valores que tenía esta administración”. “Digo tenía porque me parece que es un gobernador de jure, pero ha dejado, de facto, de ser el gobernador de Puerto Rico”, agregó Gutiérrez.

A Gutiérrez le parece ahora que Rosselló Nevares no le hizo frente temprano al presidente Donald Trump, tras la lenta e ineficiente respuesta federal a la emergencia que desató en Puerto Rico el huracán María, “porque estaba haciendo en privado lo que el presidente de EE.UU. ha hecho públicamente mofándose de las personas y discriminando”.

“Estoy muy orgulloso del pueblo, de la manera en que está defendiendo su honor y los principios de la democracia. Hay pecados que que no son perdonables. La consecuencia no es pedir perdón, sino renunciar a su puesto de gobernador”, subrayó el ex congresista y ahora comentarista de la cadena CNN.


💬Ver 0 comentarios