Lo que debes conocer sobre la peligrosa enfermedad de Wuhan que mantiene al mundo bajo alerta.

Alrededor de 11,500 galenos miembros del Colegio de Médicos Cirujanos de Puerto Rico (CMCPR) recibirán hoy la quinta versión del protocolo que deben seguir si identifican una persona con señales de coronavirus (COVID-19), en momentos en que la confirmación de casos de personas con el virus se expande en el Caribe.

El doctor Víctor Ramos, presidente del Colegio, alertó ayer respecto a que la data más reciente proporcionada por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (DCD, en inglés) evidencia que la mayoría de los pacientes de coronavirus no presentaba síntomas o presentaba síntomas leves.

“Eso cambia las reglas del juego”, sostuvo, “porque hace un virus de muy fácil expansión, sobre todo si lo está transmitiendo gente que no tiene ningún síntoma”. No obstante, enfatizó en que las recomendaciones preventivas para la ciudadanía siguen siendo las mismas que se aplican para prevenir la influenza, como el lavado constante de las manos, la limpieza de superficies y utilizar al área del codo para taparse al toser.

“La realidad es que probablemente en algún momento llegue algún caso (de coronavirus a la isla) y hay que seguir las instrucciones y tratar de minimizar las consecuencias de casos que lleguen a Puerto Rico”, advirtió.

En la quinta versión del protocolo, explicó Ramos, establece como un factor de riesgo si el historial de viaje de la persona que se examina incluye países como Irán, Italia, Japón y Corea del Sur, además de China, donde se originó el brote del virus.

Ramos indicó que, si una persona llegara a una oficina médica, un laboratorio clínico o hasta una farmacia, por ejemplo, presentando los síntomas y con historial de viaje a alguno de los países mencionados, hay que referir esa persona al hospital.

“En el hospital se va a colocar en aislamiento, si cumpla con los criterios. El personal de epidemiología y bioseguridad del Departamento de Salud tomará las muestras correspondientes (de coronavirus) más las muestras usuales de influenza, micoplasma y otras condiciones”, sostuvo el galeno. Los resultados de ese examen tardarían entre 24 y 48 horas.

“Si la persona es sospechosa y tiene enfermedad leve, se mandaría a su casa en lo que se llama cuarentena domiciliaria. Si llegara a salir positivo al COVID-19, va a estar 14 días en esa cuarentena y todos los días iría personal de bioseguridad (a la residencia) a chequear la temperatura y si ha habido evolución de síntomas”, continuó. Durante la cuarentena domiciliaria, la persona debe estar aislada del resto de los miembros de la familia, que también serían monitoreados.

El doctor explicó que aproximadamente el 15% de los pacientes con el virus presenta síntomas severos y requieren hospitalización y aislamiento en la institución hospitalaria.

Los CDC mantienen activa una estación de cuarentena en el Aeropuerto Internacional Luis Muñoz Marín en Carolina, cuya jurisdicción incluye todos los puertos en la isla y las Islas Vírgenes Estadounidenses. Según cifras de los CDC, Puerto Rico recibe 480,000 pasajeros en vuelos internacionales al año, así como 1.5 millones de pasajeros internacionales y tripulación de cruceros en los puertos.


💬Ver 0 comentarios