El campamento base en Yauco, con alrededor de 200 refugiados, se llenó de fango tras las lluvias que comenzaron a afectar desde el jueves en la noche. (Suministrada)

Las imágenes del radar que maneja el Servicio Nacional de Meteorología (SNM) sugieren que ayer cayeron hasta cuatro pulgadas de lluvia en el área sur y suroeste de la isla donde aún permanecen miles de refugiados viviendo bajo carpas o toldos tras el terremoto de 6.4, el pasado 7 de enero.

El meteorólogo Ian Colón Pagán advirtió que el patrón de lluvias continuará hoy, sábado, aunque en menos cantidades debido a que permanece la humedad remanente a un sistema frontal que afectó la isla la pasada semana.

"Lo que sucede es que tenemos esa humedad remanente que produce aguaceros que, aunque no son generalizados a través de toda la isla, permanecen mucho tiempo sobre tierra porque el viento no los mueve y por eso se acumula tanta agua", explicó Colón Pagán.

"Ayer llovió entre el sur, norte y este y hoy se espera que llueva en esas mismas áreas, aunque con menos intensidad. Pero claro, todo depende de cómo se comporte el viento", abordó.

El experto señaló que toda la isla se encuentra bajo un riesgo moderado de inundaciones urbanas debido a las lluvias.

A diferencia del sur, el área metropolitana de la isla acumuló cerca de dos pulgadas y media, según los estimados del radar.

La acumulación de agua ya provocó que campamentos base como el de Yauco y el de Ponce se inundaran.

La situación, por ejemplo, obligó a la Guardia Nacional a mover a cientos de refugiados, tarde en la noche, desde el estadio Paquito Montaner, en Ponce, hasta la escuela vocacional Bernardino Cordero Bernard, que ubica justo al lado del complejo.

Hasta las 7:30 de la mañana de hoy, la acumulación de precipitación en San Juan era de media pulgada, de acuerdo con la estación meteorológica que ubica en el Aeropuerto Internacional Luis Muñoz Marín.

Colón Pagán resaltó que los suelos ya están sumamente saturados por lo que es posible que se desarrollen inundaciones urbanas o de pequeños riachuelos.

"Donde llueva hoy va a hacer por tiempo prolongado, porque el viento a penas está soplando a 10 millas por hora y no los arrastra lo suficientemente rápido como para evitar que se acumule el agua", indicó.

Además, el viento tampoco está soplando en una dirección en particular, por lo que ello también afecta la oportunidad que tienen los aguaceros para disiparse.

Una marejada continúa afectando el mar

Entretanto, Colón Pagán insistió en que las condiciones marítimas en la costa norte de la isla no están aptas para bañistas.

La marejada del norte que produjo, en gran medida, el sistema frontal que afectó la isla continúa provocando que el oleaje llegue hasta los ocho pies en aguas del Atlántico y pasajes locales.

"Tenemos un riesgo alto de corrientes marinas para toda la costa norte, incluyendo Vieques y Culebra, hasta el lunes. También tenemos una advertencia para operadores de embarcaciones pequeñas hasta tarde en la noche de hoy", detalló Colón Pagán.

Añadió que este patrón en el oleaje deberá predominar por el resto del fin de semana.


💬Ver 0 comentarios