El exsecretario de la Gobernación se encontraba con Miguel Romero cuando entraron varias ciudadanos a son de cacerolazos.

El senador Miguel Romero aclaró el miércoles que el encuentro con el exsecretario de la Gobernación Ricardo Llerandi en un café de la avenida Domenech, en San Juan, fue uno casual y no tiene que ver con sus esfuerzos de campaña por la alcaldía capitalina.

De esta manera, el senador se desvinculó del incidente en el que varios ciudadanos irrumpieron en el negocio “Latte que Latte” con un cacerolazo para reclamarle a Llerandi por la situación que está pasando el país, especialmente luego del hallazgo de un almacén con miles de suministros en Ponce.

"En el día de hoy coincidí allí con el Lcdo. Ricardo Llerandi, quien se encontraba con otra persona, desde antes de que yo llegara al lugar. Luego de saludar y compartir brevemente con él, llegaron varias personas a manifestarse y protestar dentro del establecimiento. Una vez comienza la protesta y en aras de evitar controversias, me retiré del lugar”, sostuvo Romero en declaraciones escritas.

Romero tildó su presencia durante el incidente como “accidental”.

"Dejo claro además que el Lcdo. Ricardo Llerandi no ha sido, ni es parte de mi comité de campaña, en ninguna capacidad y es la primera vez que coincido con él, desde que cesó en sus funciones como secretario de la Gobernación. Del mismo modo dejo claro que, la persona que acompañaba al licenciado NO era el Sr. Edwin Miranda como algunas personas han tratado de insinuar”, agregó el funcionario.

La persona que acompañaba a Llerandi y Romero era el asesor legislativo Raúl Márquez Hernández.

De otro lado, Romero se apartó de los reclamos que hacían los ciudadanos durante el cacerolazo al entender que no le corresponde reaccionar “por tratarse la protesta sobre el tema de la controversia relacionada al manejo de un almacén y entrega de suministros en el área sur”.

Posted by Miguel Romero on Wednesday, January 22, 2020

💬Ver 0 comentarios