Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

El siquiatra de Estado, Rafael Cabrera, determinó ayer que Juan A. Martínez Matos, alias “Casper”, no está apto en estos momentos para enfrentar el proceso criminal por el asesinato del joven homosexual Jorge Steven López Mercado, pero lo envió al Hospital de Siquiatría Forense y lo evaluará nuevamente dentro de un mes.

La recomendación fue acogida por la jueza Camila Jusino, quien presidió la vista de procesabilidad en Caguas.

Martínez Matos, de 27 años, confesó que mató a López Mercado, de 19, el pasado 12 de noviembre cuando la pequisa apuntaba a que recogió a la víctima esa noche en un área de Caguas frecuentada por prostitutas, prostitutos travestidos y sus clientes.

“Casper” admitió que llevó a López a los bajos de la casa de sus padres en Cidra y allí lo asesinó con un cuchillo. El individuo ha ofrecido versiones contradictorias sobre sus motivos, alegando que se debió a que López le exigió dinero y además, que enfureció al “descubrir” que el joven, a quien había recogido vestido de mujer, era un varón.

Martínez Matos admitió que desmembró el cuerpo, lo decapitó e intentó quemarlo. Los restos del infortunado aparecieron al día siguiente en un sector boscoso de Guavate.

Cabrera dijo que Martínez Matos le indicó, en la entrevista de media hora que sostuvieron, que presenta “deficiencias de memoria, alucinaciones auditivas y que no recuerda los hechos”. “De ser ciertos los síntomas no estaría procesable”, agregó el siquiatra.

“Sobre los hechos, dice que sólo recuerda escenas”, sostuvo Cabrera.

“Hay que evaluar si estos síntomas son reales o no”, dijo Cabrera a preguntas de la fiscal Yaritza Carrasquillo.

Cabrera indicó que el imputado deberá permanecer bajo evaluación siquiátrica y el 7 de enero lo evaluará nuevamente. El 13 de enero se celebrará otra vista para determinar si está procesable.

Por su parte, Carrasquillo recalcó que “no procesable significa que no está apta para enfrentar en este momento el proceso a los efectos de asistir a los abogados en la defensa... eso no tiene nada que ver con el estado mental de este acusado al momento de los hechos”.

La fiscal se mostró escéptica en cuanto al alegado estado mental del imputado y sostuvo que si en enero Cabrera aún no lo encontrara apto para juicio, se seguiría evaluando hasta que se determine que puede ser procesado.

“No se puede descartar que él esté bajo un estado mental de desconocimiento de los hechos”, dijo el defensor Luis Pérez Bonilla.

“Ya lo de él está hecho, hay un crimen y hay que pagar por eso independientemente que él quiera ahora hacerse pasar por loco, pero la justicia se va a hacer sea aquí, o sea divina”, dijo Jorge López, padre de la víctima.

Roberto Pastrana, del Comité contra la Homofobia y el Discrimen dijo que “no hay garantías” de que la fiscalía incluya la alegación de que el crimen fue motivado por discrimen y odio por la orientación sexual de la víctima.

La fiscal dijo que su prioridad en esta etapa es que se determine causa probable contra el imputado.


💬Ver 0 comentarios