Una grieta en una pared de uno de los salones. (GFR Media)

Un campamento de padres y madres amaneció hoy frente a una escuela en Salinas para exigir la mitigación inmediata de lo que consideran como riesgos a la seguridad de los estudiantes en el plantel.

Se trata de la escuela Antonio Ledee de Salinas. Frente a la entrada principal se levantó un campamento de familiares y allegados de alumnos con la intención de paralizar las labores hasta que se atiendan sus reclamos.

Maridays Nieves, madre de uno de los estudiantes, indicó que ayer no quedaron satisfechos con las explicaciones que les ofrecieron durante la casa abierta, cuando les informaron que la escuela recibió la clasificación "verde" para poder reanudar labores.

"Cuando nos damos la vuelta por la escuela para ver las instalaciones, para nuestro entender, no está apta. No entendemos porque está verde", expresó."La rampa de acceso para personas con impedimentos está a punto de colapsar, cedió... tenemos una especie de puente que conecta con otros, que es la única salida para desalojar salines y está apunto de colapsar.

Los padres aseguran que hay partes de la escuela que cedieron. (Suministrada)

"En el comedor escolar, por las paredes por donde pasan la linea de gas, las paredes están agrietadas y apunto de colapsar", agregó. "Una pared de la biblioteca tiene grieta de arriba a bajo. Una pared del salón de Educación Especial tiene una grieta de izquierda a derecha. Tenemos un salón de ciencias donde uno camina sobre el piso y es como si no estuviera plano. Las instalaciones de la escuela no están seguras".

Manifestó que también quedaron insatisfechos con las explicaciones del plan de desalojo y que les pedirán a los padres que provean los materiales para las mochilas de emergencia, por lo que hoy se supone que empezaban las clases sin tenerlas disponibles.

Aseguró que se quedarán en la entrada, sin que nadie entre a la escuela hasta que les ofrezcan las explicaciones y tomen medidas.

"Tenemos los portones clausurados y nos vamos a quedar aquí", dijo Nieves. "Necesitamos que la escuela sea segura para los nenes, que nos presenten las recomendaciones que hizo el ingeniero".

"Queremos que nos den el momento y la fecha de cuándo van a bregar con esas deficiencias y nosotros queremos que nos provean vagones para que puedan tomar clases. Por la ubicación de la escuela y el clima de Salinas no se puede tomar clases en carpas. Tienen que ser vagones seguros hasta que arreglen la escuela", afirmó.

Por su parte, la alcaldesa de Salinas, Karilyn Bonilla, denunció que las inspecciones de escuelas realizadas en su municipio fueron solamente oculares.

"Mi preocupación se basa en el propio documento del ingeniero que contrató el DE, donde claramente especifica en letras pequeñitas que la inspección fue solamente visual para determinar si habían daños estructurales mayores y que para determinar si existen daños de magnitud, hay que realizar estudios a profundidad. A mí me parece que esta situación es muy seria y que hay que realizar estudios mayores porque la realidad que estamos viviendo en Puerto Rico es de temblores todos los días, de distintas magnitudes", aseguró la ejecutiva municipal en declaraciones escritas.

Subrayó que Educación tampoco ha cumplido con la directriz de la gobernadora Wanda Vázquez Garced de integrar a los alcaldes en el proceso de inspecciones.


💬Ver 0 comentarios