El secretario de Desarrollo Económico y Comercio, Manuel Laboy, habló hoy, lunes, durante una conferencia de prensa en La Fortaleza junto a representantes del sector privado. (Teresa Canino )

El secretario del Departamento de Desarrollo Económico y Comercio, Manuel Laboy, informó hoy, lunes, que el gobierno se comprometió a extender el tiempo de vigencia de los permisos únicos como estrategia para simplificar el sistema de permisos que figura como un lastre para la economía puertorriqueña.

El funcionario no dijo cuánto durará el nuevo periodo de vigencia, pero indicó que podrían ser dos, tres o cinco años, aunque todavía no han alcanzado una determinación.

Del mismo modo, el Laboy sostuvo que se estarán examinando denuncias sobre la aplicación retroactiva de los códigos de construcción como parte del proceso de permisología, lo que pondría en incumplimiento a muchos comercios que ocupan espacios edificados en momentos en que los requisitos eran menos estrictos que en la actualidad.

Los permisos ya no serán de un año”, dijo Laboy en una conferencia de prensa en La Fortaleza tras salir de la reunión en la que los empresarios le expresaron a la gobernadora Wanda Vazquez Garced sus inquietudes.

El permiso único es un documento que se suponía simplificara el proceso para operar un comercio en Puerto Rico, expandir operaciones o construir nuevas edificaciones, entre otros asuntos. Se suponía que el permiso único simplificara el proceso de permisología en la isla al eliminar pasos y estimular la comunicación intergubernamental, en lugar de como ocurría antes cuando las agencias pedían documentación que generaba el propio gobierno.

Laboy indicó que estos ajustes al sistema de permisos todavía están bajo un proceso de conceptualización. Indicó, por ejemplo, que parte de la discusión actual es si los cambios se impondrán mediante una orden ejecutiva, enmiendas al reglamento conjunto que comparten todas las agencias que emiten permisos, o mediante legislación.

Lo que queremos es que los permisos no sean impedimento para el desarrollo económico”, dijo el funcionario.

En cuanto a la “implantación retroactiva” del nuevo código de construcción, Jorge Argüelles, presidente del Centro Unido de Detallistas explicó que ocurre cuando la nueva plataforma de permisos le exige a los solicitantes documentación asociada al cumplimiento de estos estándares establecidos tras el paso del huracán María.

“Piden otras cosas que no se pedían antes, como (el cumplimiento con) artículos en el código de construcción que no existían y eso hacía que no se puedan sacar los negocios”, sostuvo.

El funcionario indicó que la implantación retroactiva deeste código pondría a muchos comerciantes en aprietos porque las edificaciones que ocupan cumplen con las exigencias que existían en el año en que fueron construidas, no las actuales.

El grupo de empresarios que fue a la reunión con la mandataria, que incluían a representantes de la industria de construcción y la manufactura, entre otros, solicitaron también que el Departamento de Recursos Naturales y Ambientales (DRNA) sea más ágil en evaluar los casos con algún impacto ambiental, que se establezca un proceso expedito para las ampliaciones de operaciones existentes, y que se continúe con la política de delegar en el sector privado las certificaciones de cumplimiento y las inspecciones.


💬Ver 0 comentarios