El huracán María provocó un colapso total del sistema de generación y distribución de energía eléctrica a lo largo de todo el país, que, a más de tres semanas del paso del sistema atmosférico, se mantiene en gran parte a oscuras. (horizontal-x3)
El huracán María provocó un colapso total del sistema de generación y distribución de energía eléctrica a lo largo de todo el país, que, a más de tres semanas del paso del sistema atmosférico, se mantiene en gran parte a oscuras. (Ramón Tonito Zayas)

El director ejecutivo del Instituto de Competitividad y Sostenibilidad Energética (ICSE), Tomás Torres Placa, instó ayer a la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE) a que deje a un lado las generalidades y explique con claridad la extensión de los daños que recibió el sistema eléctrico tras el paso del huracán María y cuándo se restablecerá el servicio eléctrico.

Para Torres Placa, transcurridos 23 días desde que el huracán María embistió a la isla, es “inaceptable” que se plantee que la restauración del servicio eléctrico podría tardar hasta nueve meses y que no haya avances concretos en la restauración de la red de distribución.

“Si no se levanta la red de distribución, la electricidad no llega a los hogares, las farmacias donde se despachan medicamentos, a los hospitales donde hay pacientes en condiciones críticas”, dijo Torres Placa, quien opinó que se ha subestimado el impacto para el país de estar sin electricidad por un tiempo prolongado.

“Eso (una proyección de nueve meses) no hace ningún sentido, no es aceptable y  tampoco es humanitario. Debemos tener un reporte por municipio, por barrio y por urbanización, porque la AEE tiene esa información, y un estimado de cuánto pueda tomar restablecer el servicio para que la gente y los negocios se puedan proyectar. La gente tiene derecho a saber”, indicó Torres Placa.

A preguntas en torno a la celeridad con que se trabaja en el restablecimiento del sistema eléctrico, el ingeniero reconoció que lo que se conoce en torno a los daños que ha sufrido la red eléctrica apunta a que se necesitará mucha mano de obra para restaurar el sistema.

“Una pequeña y mediana empresa puede estar dos meses funcionando con diésel, pero no puede estar un año. Están matando los negocios”, dijo el ingeniero.

No obstante, Torres Placa indicó que en Puerto Rico existen diversas empresas con la capacidad de prestar servicios a la AEE y al Cuerpo de Ingenieros del Ejército de Estados Unidos (USACE) que podrían colaborar en las reparaciones, y no parece ser el caso.

“Debido a la magnitud de la crisis, hay que traer gente de afuera. Pero, en Puerto Rico -lo vimos durante el huracán Georges- fueron la AEE y las compañías locales las que levantaron el sistema eléctrico. Aquí hay conocimiento y capacidad de sobra para levantar ese sistema”, dijo Torres Placa.

Whitefish y el USACE

A principios de semana, se informó que la AEE contrató a Whitefish Energy, una empresa con dos años de existencia y con sede en el estado de Montana, para reparar el sistema eléctrico. La AEE no explicó cómo ni en qué momento se produjo la contratación.

Mientras, el director ejecutivo de la AEE, Ricardo Ramos, ha dicho a medios estadounidenses que se han contratado múltiples firmas para la restauración del sistema eléctrico, pero no se ha indicado qué empresas son ni cuánto costarán esas contrataciones a los abonados.

Según la publicación especializada E&E, que entrevistó a Ramos, Whitefish fue una de las dos empresas que licitaron con la AEE.

El Nuevo Día preguntó al oficial financiero de la AEE, Nelson Morales, si la precaria posición financiera de la corporación pública fue un factor para que solo dos licitadores presentaran sus credenciales a la AEE.

“No quiero especular. Ellos (Whitefish) tienen un expertise en la reconstrucción de líneas de transmisión,  tienen su personal aquí y están haciendo las evaluaciones para levantar varias líneas”, dijo Morales al subrayar que cada contratista  debe pasar por un análisis “bastante riguroso”.

Morales aseguró, sin embargo, que en las próximas semanas vendrán a la isla muchas brigadas para restaurar el sistema eléctrico, “y se van a ver” haciendo el trabajo.

No se pidió ayuda a tiempo

La AEE forma parte de la Asociación de Utilidades Públicas Eléctricas de América (APPA, en inglés), un organismo que agrupa a empresas estatales de electricidad. Entre los beneficios que ofrece la APPA, figura la capacidad de trasladar brigadas de otros miembros de la asociación a aquellos lugares que han sido afectados por una catástrofe como la que vivió Puerto Rico hace 21 días.

A preguntas de El Nuevo Día en torno a por qué la AEE no recabó ayuda a la APPA, Morales explicó que no se pudo completar el trámite.

“Tuvimos comunicaciones limitadas, se nos cayeron las comunicaciones y no pudimos acudir a ellos para firmar un acuerdo de ayuda mutua”, aseguró Morales, quien indicó que ahora la organización les provee asesoría.

El huracán María llegó a Puerto Rico el pasado 20 de septiembre. Sin embargo, el Centro Nacional de Huracanes advirtió que el ciclón afectaría a la isla como “un huracán mayor” cuatro días antes de que tocara tierra.

En la entrevista con E&E, Ramos indicó que no llegó a acuerdos con la APPA porque no tenía dinero con qué pagar tales recursos.

La APPA, sin embargo, dijo al diario The New York Times que la AEE nunca le pidió ayuda.

El Nuevo Día solicitó información a la APPA, pero la organización indicó que colabora con Puerto Rico a través del USACE y refirió el pedido  a esa entidad del gobierno federal.


💬Ver 0 comentarios