La población estimada en las áreas de sequía es de 790,011. (semisquare-x3)
La población estimada en las áreas de sequía es de 790,011.

El Centro de Predicciones Climáticas de la Administración Oceánica y Atmosférica (NOAA) pronosticó que la precipitación de lluvia que se registrará durante los próximos tres meses podría eliminar la sequía en Puerto Rico.  

“Eso lo que significa es que la eliminación de sequía es posible para los municipios que se encuentran bajo estas condiciones. La lluvia en mayo llegará, aliviando las condiciones secas”, indicó la hidróloga del Servicio Nacional de Meteorología (SNM), Odalys Martínez, quien adelantó que el centro y noroeste de la isla se beneficiarán de las lluvias durante los próximos meses.

Martínez confirmó a El Nuevo Día que el informe prevé que las precipitaciones de lluvia aumenten durante mayo y junio.

La época lluviosa comienza en abril.                           

“A medida en que la precipitación de lluvia aumente para mayo y junio, se prevé que Puerto Rico esté libre de sequía para finales de junio”, reza el informe de la NOAA que estará vigente hasta junio.

Una sequía atípica comprende un periodo seco no normal comparado con años anteriores para los mismos meses. Mientras que, una sequía moderada incluye un periodo seco que representa daños a las cosechas y la agricultura, así como niveles bajos en las reservas de agua y ríos.

Aunque el Monitor de Sequía de los Estados Unidos informó que Puerto Rico a principios de marzo se encontraba en un 42.66% de sequía moderada, el 12 de marzo la cifra disminuyó a 30.38%.

La precipitación de lluvia alivió las condiciones de sequía moderada para los municipios de Ponce, Cabo Rojo, Lajas, Guánica, Peñuelas, Yauco, Juana Díaz, Santa Isabel y Guayanilla. No obstante, los pueblos mencionados siguen atípicamente secos.

La poca precipitación que se ha reportado durante los últimos meses en algunos sectores de Puerto Rico mantiene el embalse de Guajataca bajo ajustes operaciones con un nivel de altura de 187.94 según el monitoreo diario de la Autoridad de Acueductos y Alcantarillados (AAA).

El  Cuerpo de Ingenieros del Ejército de Estados Unidos tras el paso del huracán María el pasado 20 de septiembre de 2017, anticipó que el embalse necesitaría alcanzar una altura de 191.5 metros para ubicarse en el nivel máximo de operación.

La secretaria del Departamento de Recursos Naturales y Ambientales (DRNA), Tania Vázquez Rivera, se mostró positiva y confiada en que los pronósticos de la NOAA se cumplan.

“Son buenas predicciones. Es algo que hemos hablado durante meses. Las predicciones que han hecho los meteorólogos era durante los meses de marzo y abril no iba a llover sustancialmente”, comentó la funcionaria durante una entrevista telefónica con este medio.

No obstante,  Vázquez Rivera recomendó no bajar la guardia en cuanto al buen uso del agua.

“Aunque la sequía ha mejorado en los últimos meses, pues se ha reducido el nivel de sequía moderada significa que la precipitación ha tenido una respuesta buena. Y aunque es una predicción,  es una predicción muy buena. Espero que llueva para poder mitigar las condiciones secas”, añadió Vázquez Rivera.


💬Ver 0 comentarios