Estadio Francisco "Paquito" Montaner. (Gerald López Cepero)

La alcaldesa de Ponce, María "Mayita" Meléndez, indicó hoy, sábado, que los refugiados que se encontraban en el campamento base del estadio Francisco "Paquito" Montaner "ya no regresarán allí", sino que, en su lugar, propuso siete alternativas para reubicar las cerca de 350 personas que se encontraban en el campamento base.

La lluvia de anoche provocó una intensa inundación en el complejo deportivo donde ubica el refugio base, que también alberga el Centro de Operaciones de Emergencia (COE) y el centro de distribución de suministros, por lo que las personas tuvieron que ser trasladadas hasta la escuela vocacional Bernardino Cordero Bernard.

“Fue una lluvia que no se detuvo. Desde las 7:00 p.m. hasta las 10:30 p.m. estuvo lloviendo sin parar. Aquí la situación es que María movió mucho material hasta varios de los drenajes del estadio y entendemos que eso fue lo que pudo haber provocado que el agua no drenara como se suponía”, indicó la alcaldesa, en entrevista con El Nuevo Día.

Las siete alternativas de refugio que le propuso Meléndez a la Guardia Nacional deberán ser evaluadas por un grupo de ingenieros y expertos para determinar si son o no seguras para albergar a los refugiados.

Entre las opciones se encuentra el Complejo Ferial de Ponce cuyas instalaciones fueron sugeridas por la gobernadora Wanda Vázquez Garced para relocalizar a los refugiados, según la alcaldesa.

“Yo hablé con la gobernadora ayer y ella me sugirió el complejo ferial. Pero no estaba listo, por lo que tengo a los refugiados en la escuela y no tengo prisa en moverlos. No los voy a mover de la vocacional hasta que no haya algo seguro dentro de las opciones que hablamos esta mañana”, señaló Meléndez.

El complejo ferial no es manejado por el municipio. Por esa razón, Meléndez indicó que habría que esperar a que se establezca un contrato por el alquiler de las instalaciones privadas para proceder, entonces, con el traslado de los refugiados.

La ejecutiva municipal sostuvo que, en la reunión con el ayudante general de la Guardia Nacional, José Reyes, se indicó que la ubicación que se escoja debe ser amplia para poder organizar todos los servicios con los que contaba su municipio en el mencionado campamento.

“Aquí estaban las carpas, estaba el centro de distribución, pero también estaba la unidad de servicios médicos y yo necesito seguir contando con eso para ellos (refugiados)”, manifestó la alcaldesa.

Al momento, la unidad de servicios médicos permanece en las instalaciones del estadio "Paquito" Montaner por órdenes de la alcaldesa, “porque yo pedí que me dieran un servicio médico continuo y no quiero que se detenga”.

Se espera que para el próximo lunes la Guardia Nacional haya completado la evaluación de los espacios para lograr la reubicación de los refugiado y así mantener la el plantel escolar disponible para el inicio de clases que está programado para el 28 de enero, según el Departamento de Educación.


💬Ver 0 comentarios