Imagen que muestra la concentración de particulado de polvo del Sahara que está en la región. (Captura / tropic.ssec.wisc.edu) (semisquare-x3)
Imagen que muestra la concentración de particulado de polvo del Sahara que está en la región. (Captura / tropic.ssec.wisc.edu)

A diferencia del año pasado, cuando Puerto Rico estaba bajo la amenaza del potente huracán María, los meteorólogos han proyectado que este 20 de septiembre la isla estará arropada por una masa de particulado de polvo del desierto del Sahara

“Es una situación completamente diferente al año pasado cuando tuvimos al huracán María en categoría 4, 'borderline' categoría 5 (de la escala Saffir-Simpson)”, describió el meteorólogo Gabriel Lojero, del Servicio Nacional de Meteorología (SNM) en San Juan. 

María azotó a la isla con vientos sostenidos de 145 millas por hora. Dejó una acumulación de 40 pulgadas de lluvia y causó gran destrucción. 

Mañana, en cambio, el polvo del Sahara ocasionará cielos brumosos y la sensación de que la temperatura está muy calurosa

“No va a ser un evento bajo, va a ser un evento considerable”, informó Lojero. 

El experto precisó que hoy habrá una baja concentración de particulado de polvo del Sahara, pero ya mañana será “notable” el aumento que se registraría.

Durante este periodo, la sensación que se tendrá es de calor. 

“El polvo del Sahara no causa que las temperaturas máximas se disparen. Lo que pasa es que en las noches las temperaturas no bajan mucho y se mantienen elevadas. Cuando viene la mañana, esas temperaturas comienzan elevadas y la gente se levanta con la sensación de que hace mucho calor”, manifestó el meteorólogo.  

Añadió que “la buena noticia es que ya para el sábado se espera que esa concentración se aleje y tengamos una mejor calidad del ambiente”. 

Según la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA, por sus siglas en inglés), los episodios de polvo del desierto del Sahara se registran a finales de la primavera, durante el verano y temprano en el otoño. Se trata de una masa de aire muy seca, cargada de polvo del desierto, que se mueve usualmente hacia el océano Atlántico Norte cada tres a cinco días.

Este particulado afecta la salud de las personas, sobre todo a aquellas que son sensibles a los alérgenos y los que padecen de problemas pulmonares.

Este polvo del Sahara llegará luego de que hoy pase al sur de Puerto Rico una onda tropical. Sin embargo, Lojero dijo que este sistema no provocará lluvias generalizadas sobre la isla. 

Explicó que esta mañana ha ocasionado aguaceros dispersos en la mitad este. En la tarde, entretanto, la lluvia se concentraría en el noroeste y en la zona metropolitana.  

No se está viendo acumulaciones significativas”, comentó Lojero. 

Por otro lado, las condiciones marítimas están estables, pero se augura que desde el próximo domingo se deterioren. 

Un comunicado de precaución fue emitido para los operadores de pequeñas embarcaciones, ya que se registran vientos de hasta 20 nudos. El oleaje estaría entre tres a cinco pies. 

También deben ejercer precaución los bañistas, pues el riesgo de corrientes submarinas está moderado en la mayoría de las playas, exceptuando las del oeste. Estas corrientes arrastran a los nadadores hacia mar afuera, lo que aumenta el peligro de ahogamiento. 

Para el domingo, dijo Lojero, llegará una marejada del norte que deteriorará las condiciones marítimas. Se espera que las playas se tornen peligrosas y aumente el oleaje.


💬Ver 0 comentarios