Díaz Granados fue designado como sustituto de Walter Higgins, quien ayer dimitió por razones personales y económicas. (horizontal-x3)
Díaz Granados fue designado como sustituto de Walter Higgins, quien ayer dimitió por razones personales y económicas. (GFR Media)

Todos los miembros independientes de la Junta de Gobierno de la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE) renunciaron esta mañana a sus cargos, en medio de la controversia suscitada por el salario del nuevo director y principal oficial ejecutivo de la corporación pública, Rafael Díaz Granados, quien devengaría $750,000 al año, confirmó El Nuevo Día

Entre los renunciantes está el propio Díaz Granados, quien es miembro de la Junta de Gobierno y hasta hoy presidió el Comité de Servicio al Cliente. Según fuentes de este diario, el funcionario no estuvo dispuesto a aceptar una baja salarial.

En consecuencia, Díaz Granados ya no asumirá la jefatura de la AEE este domingo. 

Los demás renunciantes son el presidente Ernesto Sgroi, el vicepresidente Edwin Irizarry, el presidente del Comité de Auditoría, Erroll Davis, y la presidenta del Comité de Infraestructura, Nisha Desai.

La decisión de los exmiembros se dio justo después de que el gobernador Ricardo Rosselló manifestara que el sueldo de Díaz Granados “no guarda proporción” a la condición financiera de la AEE, la situación fiscal del gobierno ni con el sentir del pueblo.

“Las fuerzas políticas en Puerto Rico han provisto una declaración definitiva de que quieren continuar con el control de la AEE. Cuando el mezquino interés político se pone por encima de las necesidades del pueblo, el proceso de transformación del sector eléctrico de Puerto Rico se pone en peligro. Sabemos que está al tanto de esta situación y le deseamos bien en el proseguir de los procesos de transformación e, igualmente importante, la separación de la política de Puerto Rico de las operaciones de la AEE”, lee la carta de renuncia.

Rosselló le ordenó a la Junta de Gobierno “atemperar” el salario de Díaz Granados, “o en su defecto, los miembros que no estén dispuestos a hacerlo deben renunciar a sus cargos”.

Los únicos miembros que permanecen en sus puestos son Christian Sobrino, presidente de la Junta de Directores de la Autoridad de Asesoría Financiera y Agencia Fiscal y representante del gobernador ante la Junta de Supervisión Fiscal, y María Palou, principal asesora de infraestructura de Rosselló.

Al momento, se desconoce qué pasará con Walter Higgins, quien renunció ayer como director y principal oficial ejecutivo de la AEE, efectivo el 14 de julio, y fue designado como miembro de la Junta de Gobierno. 

(Suministrada)

La Ley 37-2017 establece que la Junta de Gobierno de la AEE tendrá siete miembros. Tres de esos miembros serán nombrados por el gobernador, que los escogerá de una lista de candidatos que le someterá una compañía especializada en búsqueda de talentos. A estos tres miembros se les considerará “independientes” y su nombramiento requiere el aval senatorial.

Otros tres miembros serán nombrados por el gobernador “a su sola discreción”, y uno de esos será independiente.

El miembro restante será un representante de los clientes, que se escogerá a través de una votación especial supervisada por el Departamento de Asuntos del Consumidor (DACO). Ese proceso está en curso actualmente.


💬Ver 0 comentarios