Resistente la gonorrea a los antibióticos (semisquare-x3)
La gonorrea es causada por la bacteria Neisseria gonorrhoeae y la puede propagar cualquier tipo de actividad sexual. Se puede contraer por contacto con la boca, vagina, pene o ano. (Archivo / GFR Media)

Dicen que más vale prevenir que curar, especialmente cuando hay situaciones en las que el tratamiento resulta casi imposible. La Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró hace unos días que el manejo de los casos de gonorrea es cada vez más complejo y, en ocasiones, hasta intratable.

En Puerto Rico se prevé que la resistencia de la gonorrea a los antibióticos podría surgir de un momento a otro. Aquí, en los últimos 10 años, se han reportado 3,859 casos de gonorrea, aunque el contagio real es mayor, pues muchas de estas infecciones suelen pasar desapercibidas por falta de sintomatología o manifestaciones leves que se pueden confundir con otras condiciones, como infección vaginal o urinaria.

 Un aumento en la práctica de sexo oral y una baja en el uso de condones parecen estar contribuyendo a la cadena de contagio. Sin embargo, lo más que las autoridades salubristas están detectando es un alza de casos resistentes a los antibióticos actualmente disponibles, lo que podría tornar esta enfermedad en una incurable.

“En nuestra clínica no lo hemos visto (aún), pero sé que los voy a encontrar”, dijo el doctor Hermes García, director de Servicios Médicos del Centro Latinoamericano de Enfermedades de Transmisión Sexual (CLETS), del Centro Médico de Puerto Rico.

La gonorrea es causada por la bacteria Neisseria gonorrhoeae y la puede propagar cualquier tipo de actividad sexual. Se puede contraer por contacto con la boca, vagina, pene o ano. 

Ya de por sí una condición difícil de detectar pues en muchas ocasiones no genera síntomas, hay cepas de gonorrea que no están respondiendo a la farmacoterapia usual. Japón, Francia, España, Australia, Noruega, Suecia y Reino Unido son países donde la OMS ha identificado este tipo de casos. Pero, con 78 millones de diagnósticos al año, se anticipa que esta peligrosa resistencia continúe expandiéndose a nivel mundial.

Desde 2012, los casos de gonorrea en Puerto Rico han aumentado, siendo esta la segunda enfermedad de transmisión sexual (ETS) de mayor incidencia, después de clamidia.

Se estima que uno de cada cinco jóvenes en Puerto Rico tiene una ETS, siendo la clamidia, sífilis y gonorrea las más comunes. Estadísticas del Departamento de Salud apuntan a que, tanto en hombres como en mujeres, el pico de los contagios es entre los 20 y 24 años. Los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés), mientras tanto, describen esta enfermedad como una infección muy común, especialmente en jóvenes de 15 a 24 años.

“En los últimos dos días he visto tres casos de gonorrea en varones”, dijo García, quien señaló un aumento de estos casos entre hombres que tienen relaciones sexuales con otros.

Aunque esta enfermedad puede afectar tanto a hombres como a mujeres, estadísticas de Salud reflejan que, desde 2010, son más los hombres contagiados.


Infografía
Oprime aquí para ver el detalle de la infografía

García dijo que una tendencia observada es el no uso de profilácticos en relaciones sexuales casuales, en las que se desconocen datos de la persona con que se tuvo intimidad. Este escenario dificulta identificar personas potencialmente infectadas para detener los contagios, añadió.

El galeno indicó también se ha notado un aumento de hombres mayores de 65 años contagiados.

Una bacteria lista

Fue el pasado 7 de julio cuando la OMS advirtió de la peligrosa resistencia a antibióticos en los casos de gonorrea. Ante la celebración del Congreso Mundial de Enfermedades de Transmisión Sexual y VIH, que se llevó a cabo recientemente en Brasil, la OMS publicó un estudio con datos relacionados al tratamiento de gonorrea en 77 países.

“La bacteria causante de gonorrea (el gonococo) es especialmente lista. Cada vez que utilizamos una nueva clase de antibióticos para tratar la infección, evoluciona y se vuelve resistente a ellos”, informó la doctora Teodora Wi, funcionaria médica del Departamento de Reproducción Humana de la OMS.

En agosto pasado, la OMS ya había advertido que las ETS a menudo no se diagnostican y que cada vez resultaba más difícil tratarlas, pues algunos antibióticos han perdido eficacia por su uso indebido y en exceso. De todas las ETS, la gonorrea es la más resistente a antibióticos, según se ha informado. De hecho, directrices de la OMS lanzadas el año pasado no recomendaban el uso de quinolonas, un tipo de antibiótico, para tratar la gonorrea, debido a su elevada resistencia.

Según la OMS, incluso en países de ingresos altos, en los que la vigilancia es mejor, se han detectado casos intratables de gonorrea.

Ya, de hecho, son más de 50 países en los que se ha notificado resistencia al antibiótico cefixima y también se ha notado, en menor grado, resistencia a otro llamado ceftriaxona. Por eso, desde el año pasado, la OMS recomienda la administración de dos antibióticos para tratar la gonorrea: ceftriaxona y azitromicina.

“La resistencia a antibióticos de gonorrea y otras bacterias ha estado en aumento significativo los últimos 20 a 30 años. Ya se han identificado cepas de gonorrea multiresistentes en Hawái, Noruega, Suecia y otros países”, dijo el doctor Guillermo Vázquez, jefe del Departamento de Microbiología de la Escuela de Medicina, Recinto de Ciencias Médicas (RCM), Universidad Puerto Rico (UPR).

El también catedrático advirtió que lo más que preocupa en los casos de gonorrea son las posibles complicaciones en hombres y mujeres. Además de infertilidad, dolor pélvico y descarga vaginal y del pene, Vázquez resaltó que el contagio de esta bacteria facilita el riesgo de transmisión del VIH.

Según explicó el doctor García, toda entidad biológica muta en un tiempo determinado, siendo el mal uso de antibióticos uno de los factores que lo provoca.

“Si no responden a una primera línea de antibióticos, hay que buscar alternativas. A la larga hay casos de gonorrea que pueden requerir hospitalización, cuando esto es algo que se puede tratar de forma ambulatoria”, sostuvo.

García destacó que hay fármacos en fase investigativa que dan esperanza en este tratamiento, aunque se desconoce cuando salgan al mercado y a qué costo. También, dijo, se espera la elaboración de una vacuna, aunque también su disponibilidad se espera tarde años. Según informa la OMS, hay tres nuevos fármacos en desarrollo clínico: solitromicina, zoliflodacina y gepotidacina.

Importante la vigilancia

El doctor Carlos Rodríguez, catedrático asociado de la Escuela de Salud Pública del RCM de la UPR, advirtió que se le sigue prestando mucha atención al VIH cuando hay otras ETS que también ameritan vigilancia y estudio.

 “En Puerto Rico se conoce de varios casos similares (de gonorrea multiresistentes a antibióticos), pero se sabe que le dieron tratamiento con antibióticos más fuertes y respondieron”, sostuvo.

Coincidió en que hay un aumento de casos de gonorrea de hombres que tienen sexo con hombres, pero que esto puede ser por uno de dos escenarios: que este sector tiende a realizarse más pruebas de cernimiento, o que pueden estar incurriendo en prácticas de alto riesgo de contagio.

“La mayoría de las pruebas de cernimiento son genitales, pero también hay gonorrea por contacto orofaringe. Es importante le digan al médico sus prácticas sexuales para identificar el mejor tipo de cernimiento”, puntualizó.


💬Ver 0 comentarios