El Departamento de Salud ha informado cinco casos sospechosos de COVID-19 en la isla. (Neidy Rosado)

Una estudiante de la Universidad de Puerto Rico (UPR) que llegó hoy a la isla proveniente de Corea del Sur es la primera persona que se coloca en aislamiento voluntario en el país como medida preventiva ante los contagios del coronavirus COVID-19 a nivel mundial.

El secretario de Asuntos Públicos de La Fortaleza, Osvaldo Soto, anunció que la joven llegó esta madrugada en un vuelo proveniente de Nueva York, a donde arribó tras salir de Seúl, la capital surcoreana. La joven se encontraba estudiando en el país asiático como parte de un programa de intercambio auspiciado por la UPR, indicó el presidente del sistema universitario, Jorge Haddock Acevedo. Es estudiante de bachillerato de Ciencias Sociales en el recinto de Río Piedras, añadió el presidente de la UPR.

“El Departamento de Salud se puso en contacto con la familia de la joven para coordinar el protocolo de vigilancia, muy a pesar de que no muestra sintomatología”, expresó Soto.

Los aeropuertos de Nueva York que reciben vuelos internacionales están tomando medidas con los pasajeros para detectar síntomas de coronavirus.

El secretario de Asuntos Públicos indicó que la joven solo ha tenido contacto con su madre desde que llegó a la isla. A esta se le tomará la temperatura diariamente para detectar si desarrolla fiebre u otros síntomas, como tos o dificultad respiratoria, asociados al COVID-19.

El total, la UPR tiene unos 270 estudiantes en el extranjero participando de programas de intercambio, detalló Haddock Acevedo. La mayoría se encuentra en España, agregó.

Soto además informó que otra universitaria puertorriqueña se encuentra hospitalizada en la República Dominicana tras desarrollar síntomas de la enfermedad. Al momento de ofrecer una conferencia de prensa esta mañana, el funcionario indicó que era poca la información que se tenía de la joven.

Al momento, el Departamento de Salud ha informado cinco casos sospechosos de COVID-19 en la isla. Tres de estos casos se trata de turistas que viajaban en cruceros.

Salud aún espera por los resultados de las pruebas diagnósticas que se les realizaron a los pacientes, particularmente a la turista italiana y su esposo que el domingo se convirtieron en los primeros casos sospechosos. No obstante, la subsecretaria de Salud, Concepción Quiñones de Longo, señaló que la mujer ha respondido al tratamiento que ha recibido y su esposo continúa sin presentar síntomas que pudieran estar asociados a enfermedades respiratorias.

Soto indicó que los primeros resultados se pudieran recibir “en cualquier momento”, toda vez que ya se cumplió el término de 48 horas en el que esperaban recibir las conclusiones del análisis de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) en Atlanta de la turista italiana y su esposo.

Además de estos resultados, Puerto Rico también está a la espera que del CDC en Atlanta autorice que la Subdivisión de Dengue del CDC ubicada en San Juan procese las pruebas de COVID-19, reconoció Soto. El gobierno ha apostado en los pasados días que la Subdivisión de Dengue reciba hoy la autorización para procesar las pruebas diagnósticas, de modo que los resultados se obtengan más rápidamente.

Quiñones de Longo reiteró que tardará, al menos, dos semanas en lo que el Laboratorio de Salud Pública y Bioseguridad de Salud reciba los materiales y químicos necesarios para procesar las pruebas.

Mientras tanto, la funcionaria adelantó que el plan de salud del gobierno Vital cubrirá la prueba autorizada por el CDC.

“Vamos a estar cubriendo las pruebas para todos nuestros beneficiarios”, expresó. “Nosotros estamos hablando de la prueba del CDC, que va a ser trabajada en el Laboratorio de Salud Pública”, añadió Quiñones de Longo.

En cuanto a los planes médicos privados, la subsecretaria de Salud indicó que el comité de trabajo de la Casa Blanca, encabezado por el vicepresidente Mike Pence, emitió una directriz para que las aseguradoras cubran la prueba diseñada por el CDC.

“Todos los planes médicos van a seguir esa directriz y más en un estado de emergencia. Sería bien contraproducente para cualquier empresa, viendo como el país está en este estado de emergencia y viendo que se han tomado estas medidas, fuera a negarse a dar este servicio. Si yo fuera asegurado de esa compañía, correría a otra compañía”, sostuvo Quiñones de Longo.


💬Ver 0 comentarios