"Estoy sola". Describió sus síntomas y así la atendieron cuando llegó al CDT de Río Piedras, en San Juan.

Jaqueline Inclán sufre síntomas similares al COVID-19 como dolor de garganta, dolor en el cuerpo y cansancio, por lo que procedió a “sacar” de la casa a su esposo y su hijo de 14 años. Ya arrojó negativo a micoplasma e influenza y esta mañana decidió que no podía aguantar más y se tenía que hacer la prueba para detectar el coronavirus.

Inclán, de 51 años y farmacéutica, optó por la herramienta más reciente hecha disponible para tomarse las muestras: el servicarro del Centro de Diagnóstico y Tratamiento (CDT) de Río Piedras, que esta mañana realizó una especie de ensayo con 27 pacientes. Todo se habían comunicado con el gobierno municipal al 939-268-4319, para notificar que sienten síntomas parecidos a los provocados por el novel virus.

“Claro que estoy preocupada y ya saqué a la familia de la casa. Esto ha sido horrible, pero se ve que el gobierno está haciendo algo”, dijo a El Nuevo Día mientras se encontraba en su vehículo esperando por que se moviera la fila.

La alcaldesa de San Juan, Carmen Yulín Cruz Soto, explicó este diario que la iniciativa acoge una de las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud.

La idea de esto es que no se abarroten las salas de emergencia ni los hospitales para que no colapse el sistema hospitalario”, dijo mientras le explicaba a este diario cómo funcionaría la iniciativa, que arranca de lleno el lunes.

¿Cómo funciona el servicarro?

El procedimiento para tener acceso al servicarro del CDT de Río Piedras, que se ubica en la calle Piñero, del casco riopedrense, arranca con una llamada al 939-268-4319, donde enfermeros o médicos recibirán consultas entre 8:00 a.m. y 2:00 p.m. con la intención de otorgar citas para el próximo día. Se exhorta que llamen personas que presenten una combinación de los síntomas más comunes: fiebre, tos seca, dolor en el cuerpo y sensación de un resfriado o una “monga”.

“Ese personal le va a indicar que vaya a la sala de emergencia de inmediato o que puede ir al otro día al CDT de Río Piedras a tomarse la prueba”, explicó la alcaldesa al contar, por ejemplo, que una persona que no pueda completar una oración completa o que no pueda caminar por la casa sin fatigarse debe ir a una sala de urgencias.

Con un número de control que se le brinda por teléfono, la persona pasaría al primer punto de cotejo del servicarro, donde empleados debidamente protegidos verificarán sus datos.

“Ya el kit está listo con el nombre de la persona”, dijo Cruz Soto.

La doctora Muguette Isona, directora de la sala de urgencias del CDT de RíoPiedras, explicó que a la persona se le entregará una mascarilla una vez esté en el lugar. En el segundo punto de cotejo ubicado en la entrada de la instalación médica, un doctor o personal de enfermería con una simple observación determinará si la persona tiene que ser ingresada de inmediato o puede continuar el proceso por el servicarro.

Si la persona no muestra síntomas agudos, permanece en su vehículo y pasa a un tercer punto de cotejo, donde se le toman los signos vitales y se le hace el muestreo. A menos que la persona arroje 100.4 Fahrenheit de temperatura o más, se le solicitará que continúe en cuarentena en su casa mientras llegan los resultados de la prueba, que serán recogidos diariamente por personal de laboratorios Quest.

Si la persona tiene fiebre alta y requiere hidratarse, pasaría al interior del CDT. En la instalación hay un cuarto de aislamiento y cubículos para tratar a la personas inicialmente, pero si requiere más tratamiento se movería al Hospital Municipal, donde hay 11 cuartos de aislamiento.

De estos, seis tienen presión negativa. De los 11 cuartos, hay tres disponibles.

Cruz Soto explicó que cada prueba tarda cuatro días en arrojar resultados y aseguró que hay un compromiso con el Departamento de Salud de compartir todos los resultados. El Municipio de San Juan cuenta con 70 pruebas en el CDT de Río Piedras, poco menos de 50 en el Hospital Municipal, otras 50 guardadas y 200 que esperan recibir hoy.

Sin embargo, el gobierno municipal suministró pruebas al Hospital Presbiteriano, el Hospital del Maestro, el Manatí Medical Hospital, una clínica en Cabo Rojo, el Mayagüez Medical Center, el CDT de Manatí, San Juan Capestrano, el Caribbean Medical Center de Fajardo, el Hospital Auxilio Mutuo y el Hospital Damas.


💬Ver 0 comentarios