Como muchos de estos productos son fabricados en China, se ha dificultado su adquisición. (EFE / Wallace Woon)

Dos de las principales droguerías del país -Betances y Cardinal Health- notaron un aumento en la demanda de productos de protección contra virus respiratorios, como mascarillas, desinfectante de manos (hand sanitizers) y guantes, al punto que actualmente hay escasez de varios de estos artículos.

“La demanda se ha disparado brutalmente. Ahora mismo, no tenemos mascarillas disponibles”, dijo Juan Carlos Hernández, gerente general de la Droguería Betances.

Según Hernández, los contagios de la novel cepa de coronavirus (2019-nCoV) creó una “histeria colectiva”, aunque advirtió que, al igual que la influenza, las recomendaciones principales para evitar su contagio son el lavado frecuente de manos y la limpieza de superficies.

“Antes, se vendían 120 cajas (de mascarillas) en un mes, ahora se vende eso en un día”, sostuvo.

Agregó que, como muchos de estos productos son fabricados en China, se dificulta su adquisición. El origen y epicentro de los casos de 2019-nCoV han sido en Wuhan, China.

“También hay mucha demanda de hand sanitizers y alcohol, y hay momentos en que nos quedamos sin ellos”, dijo.

Mientras, a través de Héctor Otero, gerente de mercadeo y comunicaciones de Cardinal Health, se informó que esta compañía también ha notado un aumento de equipo de protección personal como mascarillas, guantes y caretas.

Ante este escenario, se informó que Cardinal Health activó sus planes de contingencia pandémicos.

Elda Sierra, dueña de la Farmacia Elda, de Manatí, afirmó que aumentó la cantidad de personas buscando mascarillas, aunque advirtió que es mayormente por un alza de casos de influenza, no por miedo al contagio de coronavirus.

“No hay suplidos (de mascarillas). He buscado las baratas y las caras y no hay suplidos”, lamentó, al advertir que el aumento en los casos de influenza ha sido desde hace unas tres semanas.

Idalia Bonilla, de las Farmacias Aliadas de Villaba, indicó que lo que notó es un alza de personas pidiendo la vacuna contra la influenza. “En tres días, pusimos 200 vacunas. Eso nunca nos había pasado. Tuvimos que pedir más”, dijo.

Elliot Pacheco, de la Farmacia Reyes, en Cayey, informó que no vio un alza en la compra de estos artículos más allá de lo normal. “La gente está más pendiente de los temblores”, sostuvo.


💬Ver 0 comentarios