Lorenzo González, secretario de Salud. (Vanessa Serra )

El secretario de Salud, Lorenzo González Feliciano, indicó hoy que el alza de 106 casos que se reportó hoy está dentro de lo esperado en las proyecciones de la agencia y reafirmó que continúan en la expectativa de que el pico de contagios con la nueva cepa de coronavirus se alcance entre el 4 y 8 de mayo.

El funcionario indicó que el alza responde, principalmente, a que los laboratorios están realizando más pruebas de la enfermedad que, hasta ayer, ha cobrado 92 vidas en Puerto Rico y sobre 228,000 muertes a nivel mundial.

“El argumento más claro es que estamos haciendo más pruebas y se ha mejorado la comunicación con los laboratorios”, dijo González Feliciano en una comunicación telefónica. “Esto está dentro de lo que se esperaba. Todavía no hemos alcanzado el pico. Entendemos que el pico (de contagios) será entre el 4 y el 8 de mayo”.

Eso no quiere decir que a partir de estas fechas se debe comenzar con la flexibilización de los cierres forzosos y el toque de queda.

Los datos demuestran que la letalidad de la enfermedad ronda el 6%. Se trata de un porcentaje, por mucho, más alto que muchas otras jurisdicciones afectadas por el COVID-19. Según el epidemiólogo José Becerra, esta anomalía estadística se arrastra en Puerto Rico por la poca disponibilidad o administración de pruebas para detectar la enfermedad o los anticuerpos.

El experto en epidemiología explicó que si se estimara que las muertes en la isla representan el 1% de los casos positivos -porcentaje que está más alineado con la experiencia en otras jurisdicciones- se puede concluir que los contagios reales son seis veces más de lo que se está identificando. Si a esto se le añade los que se presumen asintomáticos (entre uno y 3 por casa sintomático) “se puede derivar un estimado de hasta 15,000 contagios”.

“Un análisis de los datos disponibles de mortalidad y de los contagios nos permite concluir que probablemente estamos en la meseta de la curva epidémica… No es momento de bajar la guardia. Se necesitan al menos 14 días de disminución de contagios posterior a la meseta y el fortalecimiento de los tres muros de contención que hemos venido promoviendo como elementos esenciales de esa transición”, dijo el epidemiólogo retirado del Centro para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) y colaborador de la Coalición Sabiduría COVID19 de Puerto Rico.

Los tres muros de contención a los que se referencia son el fortalecimiento de la infraestructura salubrista (incluyendo la identificación de contagiados y el rastreo de los expuestos), de la red informática y la administración de numerosas pruebas diagnósticas y serológicas, para detectar a los que tienen anticuerpos.

De acuerdo con los estimados de la Universidad de Harvard, haría falta realizar unas 5,000 pruebas moleculares diarias para cumplir con la necesidad en Puerto Rico”, sostuvo Becerra, quien ajusto los estimados para Estados Unidos a la población de Puerto Rico.

González Feliciano indicó que actualmente tienen materiales para administrar poco más de 8,000 de estas pruebas. Añadió que mantienen comunicación con las autoridades federales para alertarlos sobre las necesidades de pruebas adicionales.

En ausencia de un sistema robusto de informática, con suficientes pruebas moleculares representativas de la situación de la pandemia COVID-19 en la isla, los datos de mortalidad asociada al virus SARS-CoV-2 confirman que la curva epidémica en PR se encuentra en su fase inicial de lenta reducción, como fue proyectado anteriormente”, sostuvo Becerra.

Los 106 casos positivos informados hoy representan la segunda vez en que los casos diarios sobrepasan el centenar. La ocasión anterior fue el 12 de abril.


💬Ver 0 comentarios