La empresa anticipa que del 20 al 25% de las personas que den positivo al virus sean asintomáticos. (GFR Media)

A nuestra audiencia: El Nuevo Día te ofrece acceso libre de costo a su cobertura noticiosa relacionada con el COVID-19. Si quieres apoyar nuestra misión de brindarte información verdadera, pertinente y útil ahora y después de la emergencia, te exhortamos a suscribirte en suscripciones.elnuevodia.com.

----

La empresa Triple-S hará un estudio para medir el nivel de contagio de COVID-19 entre sus empleados, con la expectativa de que los resultados ayuden a tener una idea clara de la transmisión a nivel isla.

En mesa redonda en la mañana de hoy, directivos de la compañía dieron a conocer que el estudio comenzará este viernes, con la meta de que el informe de sus resultados esté listo en unos tres meses y medio.

Se anticipa que un 20 a 25 % de los que arrojen positivo al virus sean asintomáticos o no presenten síntomas, como ha ocurrido en los Estados Unidos. Sin embargo, se advirtió que debido a la novedad de esta enfermedad y cómo ha variado su comportamiento de país en país, el estudio ayudará a tener una idea más clara de su desarrollo a nivel local.

Esta es una enfermedad muy nueva. Faltan áreas de entender, especialmente en Puerto Rico, como se manifiesta”, dijo la doctora Rosa Pérez Perdomo, exsecretaria de Salud, quien dirigirá la parte epidemiológica del estudio.

En la mesa redonda la empresa indicó que cuenta con unos 4,000 empleados, pero junto a sus familiares inscritos al plan, que también podrían participar del estudio, la cifra de participantes podría ascender a unas 8,000 personas. La participación al estudio es voluntaria.

El doctor José Novoa, principal oficial médico de Triple-S, explicó que se contrató a la compañía Quest Diagnostics para la prueba y manejo de las muestras de laboratorio. Las pruebas serán tomadas en el edificio principal de la compañía, en San Juan, además de que algunas oficinas satélite fuera del área metropolitana. A los participantes se les realizará la prueba serológica. De la persona arrojar positivo, se le tomaría luego la prueba molecular para validar el diagnóstico. Ambas pruebas serán procesadas por Quest en Puerto Rico, por lo que sus resultados se anticipan con premura.

Además de la prueba, los participantes deberán llenar un cuestionario con información sociodemográfica que permitirá obtener resultados detallados, con el lugar de vivienda de la persona, si tenía o no síntomas y si había viajado recientemente, entre otra información.

La empresa espera que la toma de muestras comience el viernes y tome unos ocho a diez días. En las primeras seis semanas se hará un análisis preliminar y se emitirán unas recomendaciones con los empleados que arrojen positivo. Luego, en las ocho semanas subsiguientes, se hará un análisis de los resultados y se emitirá un informe final.

Queremos compartir los resultados con otras empresas”, señaló Roberto García, principal oficial ejecutivo de Triple-S Management.

García resaltó que cada empresa debe tener un plan para el regreso al trabajo de sus empleados y la reapertura de la economía. Anticipó que en Triple-S el retorno al trabajo presencial se irá definiendo “día a día”, siguiendo las guías salubristas recomendadas, como el distanciamiento adecuado en las áreas de trabajo, como los escritorios, los elevadores y los baños. Comentó que a los empleados se les permitirá comer en sus escritorios, si así lo desean, y que algunos podrían estar trabajando de forma presencial ciertos días, de forma escalonada entre empleados.

“Me encantaría ver que una empresa no relacionada a la salud se envuelva en un proyecto como este. Esto permitiría compartir y comparar resultados entre empleados relacionados a la salud y otros no relacionados a la salud”, comentó, por su parte, Pérez Perdomo, investigadora y profesora retirada de la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Puerto Rico


💬Ver 0 comentarios