Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

Sin pensar jamás que la movida les costaría cientos de miles de dólares, la comunidad de North Androver, en Massachusetts, firmó en 1985 un contrato a 20 años con una empresa que erigió allí una planta incineradora.


💬Ver 0 comentarios