El desarrollo de lluvias dependerá de la combinación entre el calor y la humedad. (GFR Media)

El Servicio Nacional de Meteorología (SNM) anticipó hoy, jueves, condiciones, mayormente, inestables en la isla debido a una onda tropical que se mantiene al sur de Puerto Rico y que deberá moverse, lentamente, al oeste.

Según la agencia meteorológica, el desarrollo de lluvias dependerá de la combinación entre la humedad que genere el disturbio con el calor diurno, producto de la brisa marina.

“Ese desarrollo no queda del todo claro en estos momentos, porque la realidad es que el sistema mantiene mucha nubosidad en el área local lo que impediría que se acumule el calor que, por ende, no se combinaría con la humedad para producir precipitación”, explicó Gabriel Lojero, meteorólogo del SNM.

Al momento, la onda tropical ha desarrollado varias lluvias en diversas partes de la isla, principalmente, en el área sur donde las acumulaciones de precipitación han resultado de gran beneficio por la sequía severa que aún se mantiene en los pueblos costeros al mar Caribe.

Esta mañana vimos lluvia durante la madrugada para el sur de Puerto Rico, bien beneficiosas con acumulaciones entre una a dos pulgadas, ya que esas áreas están bajo sequía severa. No es lo suficiente para acabar la sequía, pero algo es algo”, indicó Lojero.

“Por el momento, la buena noticia sería que para esta noche puede que haya un respiro en el área, con menos actividad de lluvia”, añadió.

Entretanto, en el mar las condiciones se mantienen peligrosas debido a una fuerte marejada que proviene de la energía del huracán Humberto, en aguas del Atlántico.

Esa marejada mantiene un oleaje rompiente de hasta 14 pies y por esa razón hemos emitido advertencia de inundaciones costeras en la zona noroeste hasta el día de mañana”, detalló el meteorólogo. “También tenemos advertencias de resacas fuertes en efecto desde el suroeste de Puerto Rico hasta la costa noreste de Puerto Rico e incluye la isla de Culebra, en efecto hasta el viernes”.

Asimismo, la agencia meteorológica mantiene la advertencia por riesgo alto de corrientes marinas para todas las playas y una advertencia para operadores de embarcaciones pequeñas por oleaje que podría fluctuar entre ocho a 10 pies.

Ambas advertencias comprenden todas las playas excepto la costa del Caribe.

De otra parte, la agencia meteorológica advirtió que desde mañana, viernes, se comenzarán a sentir los primeros efectos provenientes de la tormenta tropical Jerry que puede convertirse en huracán en horas de la tarde de hoy.

“Según el pronóstico oficial la tormenta se mantendrá lo suficientemente lejos de Puerto Rico como para no causar daños significativos, pero sí puede dejarnos lluvias que podrían estar afectando el área durante ese período”, resaltó Lojero.

Hasta el momento, el pronóstico de lluvias asociadas a Jerry sugiere acumulaciones entre una a dos pulgadas de precipitación y hasta tres pulgadas en áreas aisladas.

El ciclón tropical pasaría a unas 150 millas al noreste de Puerto Rico para la mañana del sábado.


💬Ver 0 comentarios