La gobernadora Wanda Vázquez. (GFR Media)

El senador Carmelo Ríos informó hoy que la gobernadora Wanda Vázquez Garced someterá ante la legislatura una serie de enmiendas para el Proyecto del Senado 1050, que crearía una nueva Ley de Armas para Puerto Rico.

Tras una reunión con la nueva mandataria, Ríos explicó que abogó por la aprobación de esta iniciativa que, entre otras cosas, consolida en una sola licencia todo el trámite, uniendo la licencia de tiro al blanco y la licencia de portación por un costo total de $300. Esta cantidad está por debajo de los costos actuales, que incluyen una vista judicial durante el trámite de la licencia de portación. 

Ríos explicó que el espíritu de la medida es facilitar a las personas de ley y orden obtener un arma de fuego si así lo decidieran y eliminar muchas de las barreras que existen hoy día para los que desean adquirir un arma de fuego.

“Ella (la gobernadora) tiene unas enmiendas que va a someter la semana que viene. Tiene que ver con algunos elementos como la presunción de legalidad de un arma y otras cosas”, dijo Ríos al concluir el encuentro en La Fortaleza.

Esta iniciativa fue aprobada por la Cámara de Representantes y el Senado durante la última sesión ordinaria de la Asamblea Legislativa. Ahora les corresponderá a los cuerpos legislativos pedir la medida de vuelta para reconsideración, de modo que se puedan integrar las enmiendas solicitadas por la gobernadora y otros cambios identificados por los legisladores de la mayoría novoprogresista para aclarar la prohibición que contiene para las armas semiautomáticas y automáticas.

La medida reduce de 120 a 45 días el periodo de investigación de campo que lleva a cabo la Policía para cada solicitante de una licencia de armas. Mientras, a partir del 1 de enero de 2021 serán 30 días.

El proyecto restituye el lenguaje de la actual Ley de Armas, que prohíbe la opción de desvío, bonificaciones o alternativas a la reclusión por diversas infracciones a la ley, como la venta de un arma a una persona sin licencia, el comercio de armas automáticas, la portación, transportación o uso de armas de fuego sin licencia. Del mismo modo, la portación de armas automáticas, el uso de armas blancas y la solicitud o compra de armas de fuego por Internet.

En el caso de la posesión ilegal de un arma de fuego, se trataría tal como establece la Ley 404-2000: un delito grave con pena fija de cinco años, de hasta 10 años con agravantes o un año mínimo con atenuantes. Además, se incluye como lenguaje nuevo, que será un agravante si se trata de un arma reportada robada.


💬Ver 0 comentarios