Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 90 días.

El fundador y presidente de Cosey, Roque Díaz Tizol, señaló que el secretario de Educación, Eligio Hernández, fue “mal asesorado” al tomar la decisión de desautorizar su escuela chárter. (GFR Media)
El fundador y presidente de Cosey, Roque Díaz Tizol, señaló que el secretario de Educación, Eligio Hernández, fue “mal asesorado” al tomar la decisión de desautorizar su escuela chárter. (GFR Media)

La Corporación de Servicios Educativos de Yabucoa (Cosey) abrirá las puertas este próximo 8 de agosto de la escuela Camino al Éxito, a pesar de que el Departamento de Educación retiró la aprobación a su propuesta para operarla como un plantel chárter a partir de este año académico.

Ante esto, el presidente de Cosey, Roque Díaz Tizol, señaló que hará “lo que tenga que hacer” para conseguir los fondos necesarios para que la escuela opere, como mínimo, durante todo el primer semestre, luego que Educación le anunciara el 16 de julio que no sería una escuela chárter.

“Cuando yo convoco a los padres para una reunión ya de planificación final, en esa semana que convoco es que recibo la carta del secretario (para notificar que se desautorizó la apertura de su escuela chárter)”, expresó Díaz Tizol.

Para ese momento, ya la escuela tenía 400 estudiantes matriculados. Los padres habían comprado los uniformes escolares y los niños habían tomado pruebas de lectura y escritura, dijo.

“¿Cómo enfrento a esos niños y les digo que la escuela no va?”, se cuestionó el educador.

En agosto del año pasado, el exgobernador Ricardo Rosselló Nevares anunció que Educación aprobó la propuesta de Cosey para operar una escuela chárter, pero tendrían un año de planificación antes de abrir sus puertas. Esto se formalizó el 16 de enero, en una carta firmada por la exsecretaria Julia Keleher. La comunicación escrita catalogó el plan de Cosey como “una propuesta de calidad”.

Pero, a pesar que el Reglamento de Escuelas Públicas Alianza indica que las entidades proponentes reciban en 30 días el contrato para operar el plantel, Cosey nunca recibió el documento, llamado la carta constitutiva, indicó Díaz Tizol.

De acuerdo con Educación, la propuesta de Cosey fue desautorizada porque la entidad atendería a una matrícula mayor a la autorizada, solicitó que la agencia nombrara personal administrativo y hubo denuncias de padres sobre la disponibilidad de servicios de Educación Especial. Asimismo, Educación criticó que Cosey asignara parte de su presupuesto para el mantenimiento de la escuela, que no tuviera una junta rectora constituida, que solicitara utilizar libros luego de establecer que usarían un currículo tecnológico, y cuestionó su estabilidad financiera, según la notificación enviada a la entidad sin fines de lucro.

Díaz Tizol manifestó que estos señalamientos no constituyen argumentos válidos para no dar paso a la escuela. Calificó varios de ellos como falsos, particularmente el que no atenderían a estudiantes de Educación Especial, y dijo que otros señalamientos responden a cambios que le notificó directamente a la agencia en los últimos meses sin que nadie expresara reparos.

Por ejemplo, en febrero propuso aumentar la cantidad de estudiantes de 250 a 400 y personal de Educación solo le pidió que enmendara su propuesta original, lo cual hizo. En una reunión con la exdirectora de la Oficina de Escuelas Públicas Alianza María Piris solicitó acceso a libros de escuelas en desuso, ya que identificaron estudiantes que no tenían conocimiento tecnológico y necesitarían textos en lo que eran adiestrados, a lo cual se le indicó que coordinara con la directora regional de Humacao, señaló Díaz Tizol.

En cuanto a la estabilidad financiera y el uso del presupuesto, el educador sostuvo que detalló los gastos de la escuela Camino al Éxito al amparo de la Ley 85 y el Reglamento de Escuelas Públicas Alianza.

El artículo 14 del reglamento detalla que el presupuesto asignado a las escuelas chárter tomará en cuenta los gastos en mantenimiento, entre otros criterios, y establece que las entidades autorizadas para operar estos planteles podrán establecer acuerdos con Educación para estas tareas, así como para alquilar estructuras. En el caso de Cosey, estos utilizarían para la escuela Camino al Éxito los edificios que albergaban la escuela elemental privada de Ciudad Educativa, señaló Díaz Tizol.

El mismo reglamento establece que Educación desembolsará el presupuesto a las escuelas chárter cada trimestre, por lo cual Díaz Tizol estimó que recibiría un primer pago a partir del 1 de julio.

“No puedo tener una junta de directores constituida sin presupuesto, está compuesta por un director administrativo, director de finanzas, director de Educación Especial, director de currículo... Esos son empleados, no es cualquier persona”, sostuvo.

En la misma línea, indicó que en marzo solicitó que Educación le asignara presupuesto para la contratación de la directora de la escuela y una secretaria por tres meses, de modo que encaminaran la apertura de la escuela previo al desembolso del presupuesto por parte del gobierno. Esto no se materializó, aunque en abril recibió acercamientos de representantes de dos organizaciones filantrópicas interesadas en hacer donaciones a la escuela chárter. Las entidades llegaron a él referidos por la exsecretaria Keleher.

“Pero me dijeron que ellos solo podían complementar, no suplementar el presupuesto. Me podían dar los donativos cuando Educación me asignara el presupuesto”, dijo Díaz Tizol.

Al cierre de esta edición, las peticiones de entrevista al Departamento de Educación sobre la decisión de la escuela chárter no habían sido respondidas.

El presidente de Cosey, quien fuera subsecretario de Educación de 1984 a 1989, criticó que el secretario Eligio Hernández Pérez haya dado hacia atrás a una decisión que ya había sido tomada en la agencia, sin seguir las normativas que rigen las escuelas chárter.

“Esto es decepcionante, pero me reafirma que voy pa’lante. Las razones para denegar la propuesta no son válidas, no se justifica la revocación que me dieron. Los niños merecen respeto, las familias merecen respeto”, sostuvo Díaz Tizol.