Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 90 días.

El secretario de DACO, Michael Pierluisi. (GFR Media)
El secretario de DACO, Michael Pierluisi. (GFR Media)

Una veintena de corredores de bienes raíces fueron multados por el Departamento de Asuntos del Consumidor (DACO).

Según el secretario del DACO, Michael Pierluisi Rojo, las infracciones se emitieron porque estos corredores anunciaron a través de distintas plataformas electrónicas propiedades inmuebles para la venta que no estaban disponibles.

“La investigación realizada por el Departamento abarcó a más de 50 corredores de bienes raíces. Un gran número de corredores anuncian o mantienen vigentes anuncios de propiedades que ellos saben que no tienen disponible para la venta con el único propósito de atraer más clientes. Cuando el consumidor llama le dicen que la propiedad por la cual preguntan no está disponible, pero le comienzan a ofrecer otras”, explicó el secretario de DACO.

La práctica ilegal consistía en publicar una propiedad no disponible con el propósito de atraer al consumidor e intentar venderle otra.

“Esta es una práctica que ha ido en aumento, particularmente con la proliferación de plataformas digitales que hacen ofertas de propiedades en Puerto Rico y que vamos a continuar fiscalizando”, detalló Pierluisi Rojo a través de un comunicado de prensa.

Esta práctica constituye una violación al Reglamento Contra Prácticas y Anuncios Engañosos y a la Ley para Reglamentar el Negocio de Bienes Raíces y la Profesión de Corredor, Vendedor o Empresa de Bienes Raíces en Puerto Rico.

En varias ocasiones, además, las fotos de las propiedades no correspondían a la realidad y el precio anunciado no era el correcto. En otros casos, los anuncios no presentaban la información completa requerida por ley, tales como el nombre del corredor y el número de licencia para operar.

 “Hace unos meses, le llevé la preocupación a la Junta de Corredores, Vendedores y Empresas de Bienes Raíces, que expide las licencias de la profesión. Les anticipé que estaría tomando acción ante esta práctica que afecta a los consumidores. Estas multas serán referidas a la Junta para que hagan su propia investigación y tomen las acciones pertinentes, incluyendo la posible suspensión de licencias”, agregó.