Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 30 días.

Aunque se necesita más información de los casos positivos a COVID-19 en la isla, el secretario de Salud, Lorenzo González, entiende que "todavía no hemos visto lo peor". (GFR Media)
Aunque se necesita más información de los casos positivos a COVID-19 en la isla, el secretario de Salud, Lorenzo González, entiende que "todavía no hemos visto lo peor". (GFR Media)

El secretario del Departamento de Salud, Lorenzo González, indicó que desde hoy, miércoles, la agencia comenzará a organizar el rastreo de casos positivos al coronavirus COVID-19 para establecer una proyección más clara de cuándo sería el pico de contagios en Puerto Rico.

González indicó que, hasta el momento, hay estimados preliminares que apuntan al 8 de mayo en la isla, mientras que a nivel de Estados Unidos se mira al 15 de abril.

De cualquier manera, el funcionario señaló que los estimados con los que se cuenta hasta el momento necesitan validarse con el rastreo de casos confirmados.

Sin embargo, de lo que está seguro González es que "todavía no ha llegado el peor momento".

"Lo importante es, prospectivamente, seguir con el distanciamiento social", sostuvo González hoy en entrevista radial (Radio Isla - 1320 AM).

"Ahora en el Departamento de Salud se va a tratar de identificar esos positivos y los contactos que puedan tener con otras personas, y mantenerlos en observación para asegurarnos que no se nos enfermen primero, y si se enferman, que no contagien a otras personas", agregó.

Ante la realidad de que Salud cuenta con poco personal, González explicó que redistribuirán al existente que labora en las distintas áreas de epidemiología para concentrar a la mayoría en el trabajo con el COVID-19.

Dijo que también que estudiantes de la Escuela de Medicina se sumarán a los equipos de trabajo, que estarán bajo la dirección del nuevo epidemiólogo del Estado.

"Nosotros contactamos al doctor Capó, que es un epidemiólogo, que va a ser la persona que dirija las riendas (de epidemiología) en el Departamento (de Salud). Él va a estar trabajando directamente con el doctor Reyes, del task force, para generar los equipos, y con la doctora Márquez", señaló González.

"Ellos van a distribuir el personal. El Departamento de Salud tiene programas categóricos y en los distintos programas hay personal que hacen epidemiología para diabetes, para asma... Se van a relocalizar el personal en aquellos programas que se puedan hacer, para dirigirlos entorno a la parte de COVID-19, dejando personal en la parte de dengue", explicó.

Asimismo, González reconoció que "está dado" como un hecho en el que "no hay cuestionamiento" que las proyecciones hasta el momento están enmarcadas "con las limitaciones de data que tenemos".

De manera que la proyección del 8 de mayo como posible pico en la cantidad de casos positivos podría variar.

"Gracias a Dios que nuestros científicos (del task force) se atreven a genera un modelo estadístico y de probabilidad para ayudarnos a dirigirnos", comentó.

El funcionario añadió que "si esa data es correcta, vamos a ser conservadores, lo que está diciendo esa data es que lo peor no lo hemos visto".

"Lo que estamos diciendo es que esto se puede complicar y que si la gente no toma esto con prudencia, y lo coge de broma, y dice que esto se acabó, y que la gente puede salir a la calle y a reunirse en algún tipo de actividad, están haciéndose daño y a otras personas", manifestó.

Ante ese escenario, el nuevo titular de Salud dijo que siempre existe la posibilidad de que fuera necesario extender más tiempo el toque de queda, que está para finalizar el 12 de abril.

"Eso se discute todos los días. Por eso es el insumo del task force, de la data, de cómo se está modelando. Día a día se genera más información y vamos a ver si se cumple con las proyecciones de la data", afirmó. "Dependemos de ese grupo de científicos que nos está dando luz en ausencia de una data gigantesca e inexistente".

Por la ausencia de esa información, González indicó que la decisión del toque de queda fue la correcta, aunque se hiciera por "instinto".

"No se había hecho ningún rastro... El espacio abierto lo ocupó el task force, con buenas recomendaciones que se pudieron implementar, pero otras que no se pudo, porque el ejército de trabajo que es el Departamento de Salud, que es el responsable de proveer servicios de salud a Puerto Rico, no lo había hecho", señaló.

Aunque de forma tardía, ahora formarán los que equipos que "vamos a distribuir de forma racional para dar inicio al proceso de rastro, o marcadores, para garantizar que sabemos dónde están nuestros pacientes positivos y qué interacciones han tenido con otras personas".

Su expectativa es comenzar a recibir data del rastreo de pacientes positivos a COVID-19 en "las próximas 24 a 48 horas... de aquí al viernes, por lo menos tener un rastreo hecho y que se digan los puntos de contactos, y si se puede hacer el seguimiento. Debemos tener data más sólida".





💬Ver comentarios