Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 90 días.

Debido al fuerte calor que pueden experimentar varias áreas de la isla, es importante mantenerse hidratado. (GFR Media)
Debido al fuerte calor que pueden experimentar varias áreas de la isla, es importante mantenerse hidratado. (GFR Media)

Tal y como se había anticipado, este viernes tendrá el mismo patrón climatológico del resto de los días de esta semana: mucha bruma, poca lluvia e intenso calor.

El meteorólogo del Servicio Nacional de Meteorología Gabriel Lojero explicó a El Nuevo Día que lo más importante es tomar en consideración el calor que se podría generar hoy, porque el pronóstico anticipa una temperatura máxima de 92 grados Fahrenheit (ºF) e índices de calor en los 100 ºF.

“Tenemos todo igual que ayer: seco y bromoso. Vamos a tener la presencia de polvo del Sahara y la gran parte del calor estará concentrada en la mitad norte de Puerto Rico debido a que el viento sopla del sureste”, indicó el experto.

Pese a que durante las tardes la combinación de efectos locales produce aguaceros en áreas del interior, zona metro y oeste de la isla, Lojero señaló que no se espera nada de lluvia para hoy.

“Estará seco. Y las condiciones permanecerán así al menos hasta el domingo cuando habrá un poco de actividad de lluvia, pero bien mínima”, anticipó.

La temperatura máxima que registró ayer la estación meteorológica de San Juan fue de 93 ºF, seis grados por encima del valor normal para un día como ayer que era de 87 ºF.

El récord de temperatura para hoy es de 94 ºF.

Las acumulaciones de polvo del Sahara también continuarán hasta el fin de semana.

La combinación de la bruma con el sistema de alta presión en niveles altos de la atmósfera impide la formación de aguaceros.

Entretanto, aunque no debe haber ningún ciudadano en las playas como parte del distanciamiento social para evitar la propagación de la COVID-19 en la isla. Sin embargo, para beneficio de los pescadores que continúan su labor, Lojero indicó que los operadores de pequeñas embarcaciones deberán ejercer precaución en las aguas locales.

“Las condiciones marítimas siguen con oleaje entre tres a seis pies por el viento que sigue soplando con hasta 20 nudos. Además, tenemos un riesgo moderado de corrientes marinas en casi todas las playas”, puntualizó.