Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 90 días.

Estudiantes de la UPR interrumpieron esta noche la reunión de la Junta de Gobierno del sistema universitario.
Estudiantes de la UPR interrumpieron esta noche la reunión de la Junta de Gobierno del sistema universitario. ([email protected])

Una manifestación estudiantil puso fin abruptamente esta noche a una reunión de la Junta de Gobierno de la Universidad de Puerto Rico (UPR), luego que decenas de estudiantes entraron a la oficina donde se llevaba a cabo el encuentro y exigieran un compromiso de los administradores universitarios en contra de los recortes presupuestarios para la institución.

El cuerpo rector de la universidad estaba reunido esta tarde para discutir el plan fiscal que le deberían entregar a la Junta de Supevisión Fiscal (JSF) para el 30 de abril. A tres horas de iniciado el cónclave, alumnos y profesores que habían estado durante horas manifestándose a las afueras del edificio de Administración Central lograron acceso y llegaron hasta el segundo nivel. La Junta de Gobierno se estuvo reuniendo en una oficina distinta a al usual precisamente por motivos de seguridad.

“Nivia, renuncia”, gritaban los estudiantes cuando entraron a la Oficina de Presidencia, un reclamo en contra de la presidenta interina, Nivia Fernández.

Los alumnos llegaron al encuentro con una lista de peticiones e impidieron la salida de los miembros de la Junta de Gobierno presentes en el encuentro. En un momento, la secretaria ejecutiva de la junta solicitó que se le permitiera la salida al presidente de la Junta de Gobierno, Carlos Pérez, y los alumnos lo rechazaron. Una vez adentro de la oficina, algunos jóvenes se cubrieron los rostros cuando alguien activó un extintor de incendios y el lugar se llenó de una nube de la espuma que liberó.

Como parte de la manifestación, estudiantes exigieron que la presidenta interina y miembros de la Junta de Gobierno firmaran una declaración en la que se comprometían a apoyar una auditoria de la deuda y rechazar los recortes presupuestarios a la institución.

“Estamos aquí, están pasando por eso, porque los estudiantes llevamos años pidiendo ser escuchados y siendo ignorados”, manifestó uno de los estudiantes que actuó como portavoz cuando los universitarios entraron a la oficina.

De acuerdo a información preliminar provista por personal de seguridad de la Administración Central, al parecer los manifestantes tuvieron acceso al edificio a través de dos puertas rotas.

Luego que los estudiantes y profesores salieron de la oficina, la Junta de Gobierno dio por terminada la reunión. Los miembros se marcharon rápidament sin haber aprobado el plan fiscal.

Al Jardín Botánico llegaron agentes de la Policía, quienes hicieron un inventario de los daños y entrevistaron a los empleados que estuvieron presentes en el lugar y que interesaran radicar querellas por lo sucedido.

En la noche, la superintendente de la Policía, Michelle Hernández de Fraley, y la secretaria de Justicia, Wanda Vázquez, emitieron una declaración conjunta en la cual establecieron que se investigará “cualquier actividad delictiva de quienes insisten en violar la ley”.

“Los incidentes en la reunión de la Junta de Gobierno de la UPR serán investigados y todo aquel que haya cometido un crimen en medio de estas manifestaciones será arrestado y le caerá todo el peso de la ley”, lee la comunicación escrita de las funcionarias.