Miembros de la comunidad LGBTTIQ+ exigen a las autoridades acción ante alza en crímenes de odio

Un día después de que se cumplieran ocho meses de la muerte de de Alexa, bajo la consigna “Somos trans y no tenemos miedo”, casi medio centenar de personas se reunió frente al Departamento de Justicia para exigir que se investiguen los asesinatos de las seis personas trangénero en lo que va de año.

El 24 de febrero, un hombre publicó, en su cuenta de Facebook, una fotografía de Neulisa “Alexa” Luciano Ruiz, criticando que esta hubiera querido usar el baño de mujeres en un “fast food” en Toa Baja. Horas más tarde, apareció el cadáver de Ruiz Luciano en un pastizal del mismo municipio convirtiéndose en el primer homicidio, este año, de una persona transgénero.

“Que den una explicación convincente. Nos tienen a nosotras viviendo en un temor.  Nos tienen a nosotras viviendo en una ambivalencia. ¿Qué hago? ¿A dónde me voy? ¿Dónde me escondo ante la inacción de ellos?”, sostuvo la activista Ivana Fred.

Las otras víctimas además de Luciano Ruiz son Penélope Díaz, Angélica Marie “Yampi” Méndez, Serena Angelique Velázquez , Layla Peláez y Michelle Ramos Vargas.

En el caso de Velázquez y Peláez, las muertes han sido calificadas como crímenes de odio por el Negociado Federal de Investigaciones (FBI), convirtiéndose así en la primera vez que las autoridades federales levantan una acusación de este tipo en Puerto Rico. Los cuerpos de las víctimas fueron encontrados calcinados, el 22 de abril, dentro de un vehículo en Humacao.

Por otro lado, el pasado 29 de agosto, El Nuevo Día reportó que la Policía había identificado a un individuo con el apodo de Guinea como posible sospechoso del asesinato de Luciano Ruiz.

Sobre un altar con velas encendidas y entre banderas de la comunidad transgénero, personas narraron cómo los derechos de integrantes del colectivo fueron violentados, por el Ministerio Público y el Negociado de la Policía, cuando denunciaron que fueron agredidos o tras ser asesinados.

El 8 de octubre una mujer trans fue apuñalada y golpeada, en su residencia en Río Piedras, por dos hombres. En cuanto a esta investigación, la Policía presentó cargos y arrestó por estos hechos a Christopher E. Castro Ortiz y Leonardo O. González.

Sin embargo, este caso abarcó la discusión pública debido a que, en el parte de prensa, las autoridades colocaron un nombre y género con el que la víctima no se identificaba.

Por su parte, tras el asesinato de Ramos Vargas, se informó que se había hallado el cuerpo de una persona con vestimenta de mujer.

De igual forma, resaltaron que su lucha es transversal pues incluye, entre otros, a personas negras e inmigrantes. Solicitaron, además, que los funcionarios reciban adiestramiento para atender las necesidades de la comunidad transgénero.

Reclaman compromiso de los candidatos

“Yo creo que es momento de levantar nuestras voces y qué mejor ahora que dentro de unos días vamos a elegir a esos gobernadores y a esos legisladores que buscan el apoyo del pueblo de Puerto Rico. Nosotras somos parte de ese pueblo”, precisó, por su parte, Jennifer Orellana, residente en Nueva York quien viajó a la isla para participar, específicamente, de esta manifestación.

Según Fred, portavoz del Colectivo Trans, un candidato a la gobernación se comprometió, verbalmente, a atender las necesidades de la comunidad transgénero. Sin embargo, la activista prefirió no revelar el nombre del aspirante al puesto ejecutivo porque estaría “favoreciendo a uno en particular”.

“Por mi experiencia, por lo que ha pasado en otros cuatrienios, una cosa es lo que ellos te digan cuando estás postulándose,  y otra es cuando ellos se trepan ahí (son electos)”, señaló.

En varias ocasiones durante la manifestación, recalcaron la importancia de que los aspirantes a ocupar puestos electivos garanticen igualdad en el área de salubrista y laboral.

Reacción a nueva orden ejecutiva

La manifestación de la Colectiva Trans surge luego de que, más temprano, la gobernadora Wanda Vázquez Garced declarara, mediante una orden ejecutiva, la lucha contra la violencia a la mujer como un “servicio de prioridad”.

La disposición ordena, entre otras cosas, al DJ y al NPPR crear un protocolo uniforme para la investigación de los asesinatos de mujeres.

“No puedo decir que su intención no sea la mejor, pero ya van ocho meses del caso de Alexa que fue uno de los casos más populares, en el ella (Vázquez Garced) se comprometió a investigar ese caso y todavía no hay una solución”, subrayó Fred.

De acuerdo con la activista, se reunirá tanto con la Uniformada como con Justicia para discutir cómo se han tratado casos de violencia en los que las víctimas han sido personas transgénero.