Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 90 días.

Hasta el lunes, el Departamento de Salud había reportado 2,071 casos confirmados de COVID-19 en la isla, así como 6,514 casos probables. (Ramón “Tonito” Zayas)

El repunte en los casos confirmados de COVID-19 en la isla y el aumento en la tasa de pruebas diagnósticas positivas que se ha registrado desde mediados de junio deberían provocar que se evalúen -e incluso se reconsideren- las medidas tomadas para reabrir ciertos sectores económicos y sociales en medio de la pandemia por coronavirus, a juicio de varios expertos en salud consultados por este diario.