Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 30 días.

Un grupo de donantes que ha contribuido al Fondo Adelante Puerto Rico,  de la Red de Fundaciones, visitó recientemente La Nueva Escuela Juan Ponce de León, en el sector Juan Domingo en Guaynabo.
Un grupo de donantes que ha contribuido al Fondo Adelante Puerto Rico, de la Red de Fundaciones, visitó recientemente La Nueva Escuela Juan Ponce de León, en el sector Juan Domingo en Guaynabo. (Andre Kang)

El día después del paso del huracán María hubo una certeza: Puerto Rico no se parecería ya al país que todos conocemos. No solo por la devastación visible y el estado generalizado de emergencia, sino porque ante un golpe tan fulminante es inevitable asumir el reto de repensar y reimaginar a Puerto Rico. Las cosas no podrán ser ya como antes y urge comenzar a trazar esa ruta de reconstrucción a largo plazo. Esto, sin abandonar los esfuerzos comunitarios y gubernamentales, por mover al país de la fase de emergencia en la cual aún se encuentra un porcentaje altísimo de la población, sin acceso a servicios esenciales y sin recibir las ayudas que corresponden.

💬Ver comentarios