FOTO POR: [email protected] Ramon "Tonito" Zayas / GFR Media (Ramón “Tonito” Zayas)

Como parte de la nueva orden ejecutiva para atender la emergencia por el COVID-19, la gobernadora Wanda Vázquez Garced anunciaría esta tarde la reapertura de las playas para uso recreacional, un decisión que tiene consenso entre los grupos económicos y médicos que asesoran a la primera ejecutiva.

El Nuevo Día supo que miembros del task force médico recomendaron la reapertura playas para el beneficio de la salud mental de la ciudadanía. No obstante, varias fuentes dijeron que el impacto que pueda tener o no esta directriz en el número de contagios está en el proceso de fiscalización de las autoridades y de autoregulación de la ciudadanía en respetar los protocolos que se han impuesto, por ejemplo, en las marinas.

“Lo más importante es que la gente entienda que con reapertura o no hay mucha transmisión comunitaria y se pueden infectar en cualquier sitio”, indicó una de las fuentes de este medio. Agregó que, aunque la cifra actual de casos positivos ha disminuido con relación a los casos reportados en agosto, la positividad del virus sobrepasa el 5%, cifra que podría ser mayor tomando en consideración que se están limitando a ciertas poblaciones las pruebas de laboratorio confirmatorias de COVID-19.

De la misma forna, varios expertos del task force médico consultados por este medio apuntan a que la gobernadora podría reabrir ciertos sectores que permanecen cerrados como los casinos y gimnasios.

Más temprano, en una entrevista radial (NotiUno 630), el secretario de Salud, Lorenzo González, dijo que la orden ejecutiva a anunciarse hoy “atiende la petición que hacen los de cine, gimnasios y casinos”, reconoció, sin embargo, que “hay siempre la preocupación del aspecto científico”.

La determinación de reapertura, sin embargo, es contraria a la recomendación que han hecho algunos miembros del grupo, supo El Nuevo Día. “El porciento de positividad del virus es sobre el 5% y el nivel de la tasa de infección está en 1% y países con esas métricas no están preparados para flexibilizar sectores que han sido limitados o cerrados. Bajo estas condiciones hay que tener mucho cuidado en qué abre y que no”, indicó una fuente.

El médico Humberto Guiot, infectólogo del equipo asesor, dijo que, ciertamente, la nueva orden ejecutiva traerá “cierta flexibilidad” porque los casos confirmados han bajado en los últimos días y hay un reclamo del sector económico de que necesitan productividad.

Como parte de la reapertura, Guiot anticipó que se podría permitir una mayor ocupación de personas en restaurantes y centros comerciales, aunque aclaró que la determinación final es de la gobernadora. También mencionó que se contempla la posible apertura de lugares que permanecen cerrados los domingos. El razonamiento para esto, dijo, es que si la gente tiene más tiempo para hacer las compras los domingos, no abarrotan esos lugares durante el resto de la semana.

“Se puede predecir una flexibilidad a la orden actual con ciertos controles, pero no el toque de queda antes de las 10:00 p.m.", sostuvo el infectólogo.

Ciertamente, dijo que el task force no está de acuerdo con la celebración de actividades multitudinarias, incluyendo caravanas y otras actividades que promuevan la reunión masiva de personas. “Esto no se ha acabado, el hecho de que se flexibilicen ciertas áreas no necesariamente implica que bajen la guardia. Todavía se están reportando hospitalizaciones, hay personas severamente enfermas y se están reportando fallecimientos diariamente”, expuso Guiot.

Sobre los lugares cerrados como los cines y casinos, Guiot mencionó que eso queda totalmente a juicio de la gobernadora y que aunque no podrá estar durante el anuncio de hoy, estará pendiente a lo que ella dicte al respecto, ya que tienen preocupación sobre el conglomerado de personas en estos espacios. “Si se liberaran las restricciones en estos lugares, las personas tienen que seguir usando las mascarillas, respetando el distanciamiento físico y el lavado de manos y esperamos que la fiscalización sea bien estricta”, señaló Guiot.

Este medio supo que el argumento, tanto de miembros del task force económico como de otros sectores que han reclamado la reapertura, es la ausencia de evidencia que identifique cuántos brotes -si alguno- han surgido como parte de las operaciones de casinos, iglesias y otros lugares que luego de una reapertura inicial cerraron nuevamente.

Uno de los expertos abordados por este rotativo sostuvo que “hay evidencia que los gimnasios son lugares de alto riesgo porque la gente está más de una hora en un lugar cerrado, con aire acondicionado, sin mascarilla e hiperventilando”. “Hay literatura a nivel mundial que los identifica como lugares de alto riesgo”, insistió esta fuente.

Expertos han cuestionado también un aparente “cambio de postura dramático” del secretario de Salud, quien ayer, miércoles, indicó en conferencia de prensa que la tasa de positividad del virus estaba entre un 10% y 12%. Mientras hoy, en entrevistas radiales, expresó que ese nivel ronda en un 6%, dijo una fuente.

El anuncio de la gobernadora será hoy a las 4:00 p.m. desde el Centro de Convenciones en San Juan.