Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 30 días.

Bereliz Nichole Rodríguez conserva algunas de las piezas más preciadas de su hermana Keishla Marlen, en una habitación de su apartamento.
Bereliz Nichole Rodríguez conserva algunas de las piezas más preciadas de su hermana Keishla Marlen, en una habitación de su apartamento. (Vanessa Serra Díaz)

Al final del pasillo, en un cuarto que hoy se ha convertido en un gran armario, Bereliz Nichole Rodríguez conserva algunas de las piezas más preciadas de su hermana Keishla Marlen Rodríguez, asesinada hace un año en medio de un incidente de violencia de género.

💬Ver comentarios