La tormenta Laura dejará copiosas lluvias en Puerto Rico, según el SNM. (JOSE L. CRUZ CANDELARIA)

A causa de las fuertes lluvias y ráfagas que desplegó la tormenta tropical Laura en la Isla durante este sábado, unos 180,000 clientes de la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE) llegaron a quedarse sin servicio de energía, y otros 13,778 abonados de la Autoridad de Acueductos y Alcantarillas (AAA) sin agua potable.

Estos números fueron sustancialmente menores al monto de familias y comercios que se vieron afectados tras el paso cercano de la tormenta Isaías. Según cálculos oficiales, fueron 443,000 abonados que se quedaron sin luz y 230,000 sin agua por el impacto reportado el pasado 30 de julio.

No obstante, la presidente de la AAA, Doriel Pagán, explicó a este diario que se esperaba que en las próximas horas la cantidad de abonados sin servicio aumentara. Explicó que ya las plantas de filtros de la zona norte y este se comenzaban a afectar debido a la gran turbidez que presentaban los ríos.

Pero, de los 13,778 abonados que no tenían agua en horas de la tarde, 11,000 se relacionaban a la falta de servicio de energía eléctrica. Dijo que las zonas más afectadas eran San Juan, Bayamón y Guaynabo.

Los problemas principales que confrontó la AEE para proveer servicios de energía durante el día estuvieron relacionados a fallas en las líneas de transmisión, generatrices y subestaciones, principalmente en el sureste de la Isla, confirmó la Oficina de Prensa de la corporación pública.

El periodo en que mayor cantidad de abonados estuvieron sin servicio fue entre 2:00 p.m. a 3:00 p.m. Pero, la corporación pública logró reparar algunas de las fallas y ya para las 5:30 p.m. los clientes sin servicio habían disminuido a 96,000.

No obstante, el número de clientes sin servicio creció nuevamente, y para las 9:12 p.m. el sistema de la AEE mostraba a 127,203 abonados sin energía eléctrica, o el 8.7% del total de clientes de la corporación pública.

Migdalia Huertas, asesora de Transmisión y Distribución de la AEE, dijo a El Nuevo Día que en la región de Arecibo hay unos 28,000 clientes sin servicio; en Bayamón, unos 4,000; en Caguas, unos 48,000; en Carolina, unos 8,300; en Mayagüez, unos 17,000; en Ponce, unos 4,800; y en San Juan, unos 15,900.

“Tenemos 182 brigadas de la AEE trabajando en todas las regiones para restablecer el servicio. Esperamos que ya para mañana el servicio en las regiones de Arecibo, Bayamón y Carolina debe normalizarse. Sin embargo, mañana activaremos brigadas privadas que colaborarán con las brigadas de la AEE en las labores de las regiones de San Juan, Caguas, Ponce y Mayagüez”, resaltó Huertas.

En cuanto a un tuit publicado por la comisionada residente Jenniffer González que mostraba que sobre 192,000 clientes permanecían sin servicio, Huertas explicó que esos datos eran correctos a las 6:38 p.m., pero el sistema de reporte confrontó problemas y la información no se había podido actualizar.

La AEE comenzó el día con unos 4,000 clientes sin energía, que no estaban atribuidos a la cercanía de Laura a la Isla, precisó Huertas más temprano en el día.

Entre los incidentes del día, la AEE reportó que unidades Costa Sur 5, Aguirre 2 y AES 1 quedaron “fuera de operaciones debido a los efectos de la tormenta Laura”, se informó en Twitter.

Pese a este percance, esta no fue razón para que los abonados se quedaran sin servicio. Se explicó que “contamos generación con 2,675 megavatios, suficiente para suplir la demanda actual de 1,722 megavatios”.

La salida de funciones de varias líneas de transmisión y subestaciones fue lo más que ha afectado el servicio.

En el caso de Coamo, de hecho, el alcalde Juan Carlos García Padilla detalló que la subestación “Coamo pueblo” se quemó. El incendio, iniciado en el ‘breaker’ número 2, ocurrió en momentos en que se registraban fuertes ráfagas de viento. El mismo fue apagado por el Cuerpo de Bomberos.

“La gran mayoría del pueblo se sirve de ahí”, afirmó el alcalde, al destacar que por tal razón casi todo el pueblo quedó a oscuras.

Comentó que, a causa del apagón, el este y noreste del pueblo también se quedó sin servicio de agua potable.

No obstante, la AEE indicó que se trabajaba por “transferir la carga a otro alimentador para dar energía a Coamo lo antes posible”.

Sobre la estación Coamo pueblo, García Padilla señaló que mañana, domingo, es que comenzaría la reparación, “si las condiciones del tiempo mejoran”.

Por otro lado, Huertas informó que la AEE tenía “182 brigadas listas a través de toda la Isla” para hacer las reparaciones necesarias, una vez cese la lluvia y las condiciones del tiempo así se lo permitan.

Recordó que, ante el paso de un sistema atmosférico, el sistema eléctrico se torna “dinámico”, por lo que puede ser que restablezcan el servicio a 50,000 clientes, pero vuelva y se les vaya la luz.

“Según va pasando el disturbio, él se autoprotege también”, explicó.

Entretanto, la presidenta de la AAA informó que, debido a que han alquilado y comprado generadores eléctricos, han logrado que unos 100,000 abonados continuaran con servicio de agua potable durante la emergencia ocasionada por Laura.

Sin embargo, Pagán alertó que se augura que durante la noche el número de clientes sin servicio aumente por la turbidez y los escombros que se han acumulado en los ríos donde extraen agua para filtrar.

“En la medida que se sigan obstruyendo las represas, es muy probable que ese número aumente”, señaló.

Pagán informó que la buena noticia de las lluvias causadas por Laura es que la mayor cantidad de lluvia registrada en la Isla en las pasadas 12 horas, de 4.09 pulgadas de lluvia, cayó en Villalba. Allí, la AAA utiliza agua del embalse Toa Vaca, que es el único que quedaba en peor estado tras la sequía registrada entre mayo y finales de julio.

Toa Vaca se encontraba esta mañana en nivel de “observación” con 146.32 metros. Esta tarde ya se comenzaba a registrar la llegada de escorrentías y aumentó a 146.37 metros.

“Esperamos que el nivel del embalse continúe en aumento”, dijo.

Por otro lado, desde el viernes los embalses de Carraízo y La Plata tienen una compuerta abierta para realizar descargas preventivas.

No había sido necesario esta tarde abrir compuertas adicionales ni realizar descargas en otros embalses, informó la presidenta de la AAA.