Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 90 días.

Sede de la Compañía de Turismo en el Viejo San Juan. (GFR Media)
Sede de la Compañía de Turismo en el Viejo San Juan. (GFR Media)

La Compañía de Turismo de Puerto Rico (CTPR) sufrió un alegado fraude cibernético en diciembre de 2019 en el que fue desfalcada por $1.5 millones a una cuenta fatula, un esquema similar al que se reportó en la Compañía de Fomento Industrial (Pridco, en inglés).

El director de la Unidad de Fraudes de la División de Robos a Bancos, José Ayala, confirmó a El Nuevo Día que el director de Finanzas de esa corporación recibió un correo electrónico que instruía a redirigir "pagos" a una nueva cuenta en Estados Unidos, igual que el ocurrió en el fraude denunciado ayer por Pridco.

De acuerdo con la investigación, el hacker falsificó una carta en la cual le informaba al funcionario el cambio de una cuenta bancaria de la Administración del Sistema de Retiro (ASR).

Así las cosas, el funcionario procedió a emitir los pagos correspondientes a las aportaciones para el retiro o pago de pensiones sin verificar la información ni su procedencia creyendo que iban dirigidos hacia la nueva cuenta de ASR.

Cuando el director de Finanzas de Turismo se percató del esquema, procedió a radicar una querella ante las autoridades en enero. 

“Son casos diferentes, pero el mismo esquema. Ellos recibieron un e-mail, y se fueron con el e-mail sin verificar. No corroboraron y efectuaron la transferencia”, reiteró Ayala.

El esquema es el mismo que se utilizó para desfalcar a Pridco, utilizando como el denominador común la base de datos de Retiro, por lo que Ayala no descartó que se trate de la misma persona.

“Es el mismo esquema que efectuaron en contra la Compañía de Fomento Industrial y el Sistema de Retiro. Le enviaron un correo electrónico a la persona que paga en Turismo. La persona hizo lo mismo, envió el dinero sin corroborar”, explicó Ayala.

Básicamente, el Sistema de Retiro funcionó como un banco de datos para los piratas cibernéticos, dijo Ayala.

El Negociado Federal de Investigaciones (FBI, en inglés) se encargó de las transacciones fraudulentas efectuadas en la Administración de los Sistema de Retiro, así como Pridco y Turismo, ambas adscritas al Departamento de Desarrollo Económico y Comercio (DDEC).

Cabe destacar que el DDEC sufrió una reorganización el año pasado e integró dependencias como Pridco y Turismo.

Fuentes de El Nuevo Día aseguraron que la situación también afectó a otras entidades como la Autoridad de Carreteras y Transportación (ACT), al igual que la Compañía de Fomento y Exportación, dependencia dentro de la sombrilla del DDEC.

“Esa investigación, como ya no tenemos su jurisdicción porque están en bancos de Estados Unidos, nosotros funcionamos como un cooperador con las autoridades federales”, dijo.

Según el secretario de Asuntos Públicos, Osvaldo Soto, las autoridades federales y locales a cargo de la pesquisa tratan la situación en la ASR y en el DDEC como una sola investigación.


 
 
 
 
transferencia,

 
 
 
 
transferencia,

 
 
 
 
transferenci