La gobernadora inauguró hoy, sábado, el Mayagüez Plaza Surestay Collection By Western.

La gobernadora Wanda Vázquez Garced insistió hoy en que el gobierno no es responsable por el aumento en los contagios de COVID-19 que se está reportando en la isla pese a que el alza coincide con la determinación gubernamental de reabrir la economía a mediados de junio.

“Las alzas en COVID, lo he dicho desde el primer día, no es responsabilidad del gobierno, es responsabilidad de cada ciudadano y empresa cumplir con los protocolos de seguridad”, dijo la mandataria quien, en marzo, ante proyecciones que auguraban miles de decesos en la isla, ordenó un toque de queda y detuvo casi toda la economía para contener la propagación de la pandemia.

Uno de los problemas principales que provoca el COVID-19 es que los humanos no tienen defensas naturales contra este virus por lo que se propaga fácilmente y amenaza con congestionar los hospitales, afectando tanto a los que padecen de esta enfermedad como los que sufren otros males.

Durante una rueda de prensa, la ejecutiva se expresó reacia a tomar medidas que afecten algún sector económico ante el alza en las infecciones. No obstante, aseguró que el lunes se reunirá con sus asesores en el área de Salud para escuchar sus recomendaciones ante la situación.

“Yo voy a mirar y escuchar las recomendaciones de los médicos. No quisiera volver (a detener el comercio) por el impacto económico… Yo no voy a castigar a la industria porque es injusto para el que está cumpliendo (con las medidas sanitarias para evitar infecciones). El que no están cumpliendo se va a exponer a que Salud le cierren su negocio”, dijo Vázquez Garced en un encuentro con la prensa transmitido por las redes sociales.

“No quisiera volver porque yo sé el impacto económico que ha tenido. Salvamos miles de vidas, cuando yo cerré, la proyección era de 6,000 a 12,000 muertes en Puerto Rico, eso yo no lo podía permitir. Nosotros mismos no podemos echar para atrás lo que hemos logrado, así que yo le pido a todas esas personas que están disfrutando que hay apertura, que pongan su cooperación y que utilice la mascarilla”, agregó.

La funcionaria indicó que el mayor problema en la actualidad no es con el comercio ni con el turismo, sino con la llegada de puertorriqueños a actividades familiares. Carla Campos, directora de la Compañía de Turismo, recalcó que los contagios en la actualidad no se registran en las hospederías.

“La mayoría del aumento son por los puertorriqueños que vienen a celebrar acá actividades con su familia”, dijo Vázquez Garced, precandidata a la gobernación por el Partido Nuevo Progresista (PNP).

Resaltó que las últimas disposiciones para contener el COVID-19 en Puerto Rico exigen que las personas que lleguen a la isla deben presentar una prueba negativa de la enfermedad. De no poder presentarla, la persona deberá permanecer en cuarentena.

Durante la rueda de prensa la gobernadora no hizo referencia a la investigación en su contra por la distribución de suministros con criterios político-partidistas durante la emergencia que provocó el enjambre sísmico que se registra desde finales de diciembre en el suroeste del país.