(horizontal-x3)
La división que separó a la ciudad, el país y el mundo en Este y Oeste estuvo en pie entre 1961 y 1989, en la capital de Alemania (EFE).

Hace una semana Berlín celebraba 10,316 días sin muro, los mismos días que la ciudad estuvo dividida y convertida en símbolo mundial de la Guerra Fría. Un Muro que  lleva ausente más tiempo de lo que permaneció levantado.

Sin embargo y ante la sorpresa generalizada de millones de berlineses, las autoridades de la ciudad confirmaron que habían descubierto un tramo de muralla  al norte de Berlín, más precisamente en el distrito de Pankow.

Christian Bormann, un hombre de 37 años, hizo tan trascendental hallazgo en 1999. Sin embargo, mantuvo su descubrimiento en secreto durante casi 20 años, al tiempo que las autoridades alemanas seguían borrando más y más restos de la división de la ciudad.

Bormann es un aficionado de la historia y ha pasado gran parte de su vida investigando y explorando su vecindad de Pankow, en el noreste de la capital alemana. Él encontró el tramo de muro en un área boscosa ubicada entre una antigua estación de tren de carga y otra de pasajeros (situadas entonces en Berlín Occidental) y una escuela de Educación Vial.

La muralla separaba los antiguos distritos de Berlín Reinickendorf, en la zona occidental, y Schoenholz, del lado oriental.

La transformación de la ciudad, justo en las zonas en las que estuvo atravesada, ha sido tan profunda que resulta casi imposible adivinar la configuración que tuvo.

En un artículo publicado por The Washington Post, Bormann trató de explicar la demora de la decisión para dar a conocer su hallazgo y dijo : "Berlín no estaba preparada para este descubrimiento cuando lo encontré".

El descubrimiento de Bormann atrae a turistas y berlineses por igual, a pesar de que el área ha sido cerrada temporalmente para realizar trabajos de preservación.

Tal vez la decisión de Bormann en aquel entonces fue la clave para mantener intacto ese "tesoro" de la historia de la humanidad. Bormann sabía que si hubiera revelado públicamente su descubrimiento en 1999, probablemente habría sido derribado, ya que muchos alemanes veían con desprecio y detestaban ese Muro. Incluso, solo unas pocas secciones, incluida la que está en el East Side Gallery de Berlín, permanecieron intactas. "Ahora, 20 años después, la gente se da cuenta de lo significativo que es este descubrimiento", dijo.

La primera aparición de esta línea de concreto que forman una pared de 786 yardas se produjo en enero, cuando Bormann publicó en su blog algunas imágenes.  

Bormann cree que este trayecto del muro fue parte del primer Muro de Berlín, erigido rápidamente en 1961. Al poco tiempo, Alemania del Este decidió incrementar el poder disuasivo de la barrera  y expandió las paredes de ladrillos provisionales en una enorme red de concreto con torres de vigilancia fortificadas  y minas antipersonales. 

Muchas de estas partes originales del Muro fueron destruidas en ese proceso expansivo, pero una parte parece haber sobrevivido en Pankow.

Por su parte, la portavoz de la Fundación del Muro de Berlín, Gesine Beutin, se apresuró en aclarar a la agencia de noticias alemana DPA que si bien ese tramo de muro "es real y no cuestionable, es difícil decir que el hallazgo sea la pieza más antigua del Muro".

Algunos detractores del hallazgo de Bormann aseguraron que que ese pedazo de pared es solo un "cerca del muro fronterizo", probablemente como límite para las instalaciones comerciales y ferroviarias en la parte occidental.

Más de 100,000 alemanes orientales intentaron hacerlo entre 1961 y 1989, cuando cayó el muro. Al menos 270 de ellos murierontratando de cruzar la frontera: los soldados de la Alemania del Este recibieron instrucciones de disparar contra cualquiera de sus compatriotas que trataran de escapar del sistema políticamente represivo y económicamente en bancarrota.


💬Ver 0 comentarios