(EFE)

El gobierno de las Bahamas informó este martes que gastó $20 millones en la limpieza de escombros en las áreas afectadas por el paso del huracán Dorian en septiembre pasado, que dejó cerca de 70 muertos y 300 desaparecidos.

La directora gerente de la Autoridad de Reconstrucción de Desastres de Bahamas, Katherine Forbes-Smith, hizo un balance de los seis meses tras el paso del ciclón.

En septiembre de 2019, Dorian devastó amplias zonas de Bahamas.

"El huracán Dorian produjo una cantidad sin precedentes de escombros en Abaco y Gran Bahama. Tal acumulación de escombros en cuestión de días nunca se había experimentado en Las Bahamas", dijo.

El huracán, de categoría 5 en la escala Saffir-Simpson, azotó Abaco y Gran Bahama con vientos máximos sostenidos de casi 187 millas por hora, causando pérdidas por $3,400 millones.

Señaló también que, a pesar de los grandes esfuerzos para despejar las zonas de desastre, todavía se requiere mucho trabajo de limpieza.

"Desde mediados de febrero, la DRA (Autoridad de Reconstrucción de Desastres) ha estado revisando los contratos de recolección existentes, preparándose para aumentar la recolección en áreas no cubiertas por esos contratos", explicó Forbes-Smith.

Esfuerzos en la recogida de escombros

"Estamos haciendo progresos constantes en Abaco y Gran Bahama. Vamos a aumentar nuestro enfoque en los esfuerzos de recogida de escombros en los Cayos Abaco", subrayó.

"Además investigaremos e implementaremos soluciones para los sitios de gestión de escombros en Spring City y cayo Treasure Cay. También haremos mejoras en las instalaciones de vertedero en Cayo Snake", agregó.

Forbes-Smith señaló que Dorian ha expuesto la necesidad de un plan integral de gestión de residuos en el país.

"Con las docenas de islas habitadas en el archipiélago, el plan debe ser aplicable al nivel local. Este plan también debe ser fácil de implementar y ejecutar dentro de cada comunidad en función de la capacidad y los conocimientos locales", mantuvo.

Peligro de los vertederos de escombros

Por otro lado, reveló que actualmente hay vertederos al aire libre en las islas y cayos que se gestionan de diversas maneras que pueden representar un peligro.

"Algunos de los vertederos al aire libre en Abaco se encuentran cerca, en o cerca de ecosistemas críticos y acuíferos naturales y sistemas azules que conducen al mar", dijo.

Los desechos sólidos municipales que se eliminan en los vertederos al aire libre "están compuestos de desechos mixtos y, a menudo, contienen corrientes de desechos que podrían eliminarse y compostarse, reutilizarse o reciclarse fácilmente. En cambio, los residuos se queman", advirtió.

"Esto es peligroso y no es bueno para el medio ambiente", subrayó.

Debido a la gran cantidad de escombros en Abaco y Gran Bahama, agregó Forbes-Smith, la autoridad tendrá que establecer un plan racional de desechos para estas islas, institucionalizando algo de lo que está comenzando a ocurrir.

Dorian también barrió una gran cantidad de escombros hacia el mar.

Trabajos de reconstrucción

Con decenas de millones de dólares en trabajos de reconstrucción bajo consideración, John-Michael Clarke, presidente de la Autoridad, prometió "justicia" y "equidad" en el proceso.

"La Autoridad está actualmente ocupada desarrollando políticas y procedimientos para garantizar que todo el trabajo de reconstrucción, presente y futuro se lleve a cabo de manera justa y transparente", dijo.

La autoridad trabaja en asociación con otras agencias gubernamentales, ONG, agencias multilaterales, empresas e individuos para la reconstrucción.

El presidente dijo que el equipo combinado debe mantenerse enfocado en su objetivo común.

"Esto va a ser un progreso lento. Vamos a cometer algunos errores. Pero vamos a aprender de esos errores ", dijo Clarke.


💬Ver 0 comentarios