Funcionarios toman la temperatura de los ciudadanos que llegan este jueves al aeropuerto internacional El Dorado, en Bogotá. (Agencia EFE)

París — A medida que llega a otros países, el nuevo coronavirus alcanzó el viernes un hito con más de 100,000 contagios en el mundo, mientras trastoca la vida diaria de millones de personas, infectando a los poderosos, los pobres y las grandes masas.

El virus, que ha causado la muerte de más de 3,400 personas y aparecido en más de 90 naciones, se ha propagado a otras partes en Estados Unidos e incluso traspasado los vestíbulos del Vaticano. El virus obligó a cancelar las oraciones islámicas semanales en mezquitas de Irán y otros países, ha impedido a peregrinos visitar el lugar de nacimiento de Jesús en Belén y alteró el programa del recorrido de la antorcha olímpica en Japón.

Además del efecto en los mercados financieros, el virus también ha afectado el sustento de muchas personas en la economía real.

"¿Quién va a darles de comer a sus familias?", preguntó Elias al-Arja, titular de la asociación de dueños de hoteles en Belén, en Cisjordania, después de que se prohibiera la llegada de turistas y se cerrara la Basílica de la Natividad.

En la Casa Blanca, el presidente Donald Trump firmó una iniciativa para destinar 8,300 millones de dólares a la lucha contra el coronavirus, un día después de que Italia anunciara que duplicaría su propio gasto a 7,500 millones de euros (8,500 millones de dólares).

En Ginebra, la agencia de las Naciones Unidas para la salud dijo haber recibido peticiones para 40 posibles pruebas de detección del virus y que tenía 20 vacunas candidatas en desarrollo. Además, informó tener en marcha numerosas pruebas clínicas de medicamentos experimentales para el nuevo coronavirus.

"Todos estamos en esto juntos. Todos tenemos un papel que desempeñar", dijo Tedros Adhanom Ghebreyesus, titular de la Organización Mundial de la Salud, que solicitó mayor cooperación global al mundo de los negocios y se pronunció por la solidaridad con los más pobres.

No todas las noticias son malas: más de la mitad de los infectados con el virus se han recuperado, y está retrocediendo en China, donde se detectó por primera vez, y en la vecina Corea del Sur.

China reportó el sábado 99 nuevos casos en las últimas 24 horas, la primera vez que el incremento diario es menor de 100 desde el 20 de enero. También reportó otras 28 muertes.


💬Ver 0 comentarios