Boris Johnson (AP)

Bruselas — Las negociaciones comerciales entre Gran Bretaña y la Unión Europea comienzan el lunes en medio de tensiones por la amenaza del primer ministro Boris Johnson de abandonar el diálogo si no se logran avances significativos en cuatro meses.

Gran Bretaña se convirtió en el primer país en salirse de la UE el 31 de enero. Ahora comienza un diálogo para definir las futuras relaciones comerciales, pesqueras y de otra índole. Según Johnson, todo debe quedar resuelto para fines de este año.

Pero dado que la mayoría de los acuerdos comerciales con otros países han tomado años, la presión sobre los negociadores es sumamente intensa.

Las negociaciones esta semana tendrán lugar en Bruselas. La UE estará representada por la Comisión Europea, que ha supervisado el proceso del Brexit y que negocia los acuerdos comerciales internacionales en nombre de los 27 países miembros.

El principal negociador de la UE Michel Barnier ha advertido que ningún acuerdo con Gran Bretaña podrá igualar el libre flujo de productos que existía cuando Gran Bretaña pertenecía al bloque.

La primera ronda de negociaciones durará hasta el jueves y se centrará mayormente en formalidades, aunque lo más probables es que habrá algo de discusiones sustanciales también. Los equipos se reunirán cada dos o tres semanas, alternándose entre Bruselas y Londres. Se calcula que de ahora hasta junio se realizarán unas seis rondas de negociaciones.

Ese será un punto crucial en el proceso. Según el acuerdo de divorcio firmado el año pasado, Gran Bretaña deberá decidir si quiere extender el período de transición diseñado para facilitar la salida del bloque del cual fue miembro por 47 años.


💬Ver 0 comentarios