La famosa estructura conocida como la Torre de Pisa fue diseñada en el siglo 11. (Shutterstock.com)

En el siglo 16, el pintor, escritor y arquitecto Giorgio Vasari, biógrafo de múltiples artistas, sugirió que el responsable del diseño de la Torre de Pisa podía ser Bonanno Pisano. Pero la falta de pruebas para sustentar su tesis hizo que el misterio perdurara y que otros también postularan que podía haber sido Gherardo di Gherardo o Giovani di Simoni. Pero ahora la incógnita fue finalmente resulta.

La investigadora de la Scuola Normale Superiore Giulia Ammannati, experta en latín y paleografía, logró traducir una inscripción grabada en una piedra, que fue desenterrada en 1838 de la base de la famosa torre, y encontró al responsable. La pieza es una matriz o molde de piedra en la que se fundiría un metal para crear letras en relieve.

De la roca solo pudieron descifrar en el pasado "Bonannus civis Pisanus" y pensaron que había pertenecido al sarcófago de Bonanno, quien talló las puertas de bronce de la Catedral de Pisa, la que, además, se encuentra junto a la torre inclinada.

No obstante, Ammannati estudió en profundidad la inscripción y descubrió en ella la palabra "opus" (trabajo), lo que cambiaba completamente el sentido de la inscripción, según informa el diario La Nazione di Pisa.

La paleógrafa logró identificar que en la piedra estaba escrito "mìrificùm qui cèrtus opùs condéns statui ùnum, Pìsanùs civìs Bonànnus nòmine dìcor", que significa "yo que seguramente he levantado, fundándola, una obra admirable por encima de todas las demás, soy el ciudadano pisano llamado Bonanno".

Giulia reparó especialmente en la palabra "certus" que "expresa toda la conciencia y el orgullo del creador: Bonanno, quien erigió la Torre seguro de su belleza, seguro de que su obra habría sido admirable", dijo al medio italiano. Y añadió: "como Conocido y experto broncero, Bonanno quería firmar en bronce. Pero nunca puso su firma en su lugar, desanimado por el destino adverso".

La Torre de Pisa comenzó a ser edificada en 1173. Cuando estaba en construcción el tercer piso, la estructura empezó a inclinarse debido al inestable suelo en el que estaba siendo construida, principalmente compuesto por arena y arcilla. La obra fue detenida entonces y finalmente fue terminada en la segunda mitad del siglo XIV.

Según Ammannati, "la mala estrella bajo la cual nació el campanario no tuvo que alentar al arquitecto a vincular su nombre a ese fracaso obvio", por lo que, apenas el sitio de construcción de la Torre comenzó a ceder, la matriz se interrumpió y "fue abandonada entre los materiales de construcción y los escombros al pie de la obra".


💬Ver 0 comentarios