Un puesto militar de Corea del Sur fue alcanzado el pasado domingo por disparos provenientes del lado norcoreano de la frontera entre ambos países. (EFE)

Corea del Norte amenazó este viernes con tomar represalias contra Corea del Sur por maniobras “imprudentes” cerca de su disputada frontera marítima, pero Seúl negó cualquier ejercicio militar en la zona, escenario de varias escaramuzas sangrientas en los últimos años.

La disputa se produjo cinco días después de que el Sur acusó a su vecino del Norte de iniciar un intercambio de disparos en la frontera terrestre. No se reportaron víctimas, pero el incidente fue un recordatorio de las persistentes tensiones en la península.

El Ministerio de las Fuerzas Armadas Populares de Corea del Norte acusó al Sur de movilizar aviones de combate y buques de guerra para maniobras en su frontera marítima occidental el miércoles.

“Este imprudente movimiento de los militares belicistas del Sur es el culmen de la confrontación militar", afirmó el ministerio en un comunicado publicado por medios estatales norcoreanos. “Esta es una grave provocación que nunca se puede pasar por alto y esta situación exige una reacción necesaria por nuestra parte".

Según Pyongyang, las maniobras surcoreanas violaron los acuerdos de 2018 que requieren que ambas naciones suspendan los ejercicios de tiro a lo largo de sus fronteras marítima y terrestre para reducir las tensiones en primera línea.

El Ministerio de Defensa del Sur señaló que los ejercicios no incumplieron los pactos porque tuvieron lugar en sus aguas, a unas 185 millas de la frontera.

Las dos naciones están separadas por la frontera terrestre más militarizada del mundo desde el final de la Guerra de Corea (1950-1953). Su mal delimitada frontera marítima occidental fue testigo de enfrentamientos navales en 1999, 2002 y 2009. En 2010, ataques atribuidos a Corea del Norte en esa zona mataron a 50 surcoreanos — 46 en un buque de guerra y cuatro en una isla fronteriza.


💬Ver 0 comentarios