En toda Europa había 14,890 casos confirmados de coronavirus. (AP)

Bruselas, Bélgica - Una cumbre de la Unión Europea por Internet. El Parlamento Europeo, convertido en un pueblo fantasma con una sesión abreviada. El presidente de la asamblea trabajando desde casa, aislado a iniciativa propia por el coronavirus.

Aunque la enfermedad que paralizó Italia no ha afectado a Bruselas de forma considerable, sí golpea el corazón de la política del viejo continente.

Los presidentes y primeros ministros del bloque decidieron salirse de lo habitual y celebrar una cumbre por videoconferencia en torno a las 4:00 p.m. de hoy, martes, para coordinar esfuerzos en la respuesta al virus que llevó a Italia, uno de los estados miembros, a imponer restricciones en todo el país.

La Comisión Europea señaló que todos los 27 miembros del grupo tienen casos confirmados del virus, que se extiende con rapidez.

La comisaria europea de Salud y Seguridad Alimentaria, instó a los países de la UE a “centrarse en los esfuerzos para contener el virus de forma agresiva, especialmente en los lugares donde hay pocos casos. Frenar el virus debe ser nuestra máxima prioridad”.

En toda Europa había 14,890 casos confirmados del virus, incluidas 532 muertes, según el Centro Europeo de Control y Prevención de Enfermedades. La Agencia Europea de Medicamentos dijo no tener reportes sobre desabastecimiento de fármacos, pero que no podía descartar que se produjeran en el futuro.

La UE redujo sus actos programados, y sólo mantuvo reuniones entre embajadores y expertos en caso de necesidad. El Parlamento Europeo tenía previsto reunirse hasta el jueves, pero decidió concluir su sesión el martes.

El impacto del virus en los negocios europeos era evidente. El principal diplomático de la presidencia rotatoria europea, que ahora ocupa Croacia, se aisló por propia voluntad, lo que supuso cancelar algunas reuniones. El italiano David Sassoli, presidente del parlamento, trabajaba a distancia.

En una cámara casi vacía, los legisladores discutieron sobre quién era responsable de la situación.

“Europa ha estado totalmente ausente. Bruselas no hizo nada por evitar la situación en Italia y muchos otros países”, dijo la parlamentaria italiana Mara Bizzotto. En lugar de gestionar las llegadas de lugares como China, señaló, Europa trató a muchos italianos del norte “como si fueran apestados”.

“He oído a colegas de Italia culpando a la UE por todo lo que no ha hecho”, dijo Ljudmila Novak, legisladora de la vecina Eslovenia. “Pero quizá Italia haya fallado en sus deberes de combatir el virus”. Los casos en Eslovenia, señaló, “llegaron de Italia y de aeropuertos italianos”.

Al otro lado de la ciudad, la alianza militar OTAN indicó que un empleado se había aislado tras dar positivo al notar síntomas febriles. Sus compañeros de departamento trabajaban desde casa.


💬Ver 0 comentarios