Svante Thunberg junto a su hija Greta. (EFE)

Los padres de la joven activista anti-cambio climático Greta Thunberg cambiaron su conducta y se hicieron más conscientes de la realidad ecológica pero no para proteger al medio ambiente sino a su hija.

Svante Thunberg admitió que inicialmente no respaldó el activismo de su hija.

“Pensamos que era una mala idea, que nuestra hija esté allí en la vanguardia de algo tan controversial como el cambio climático”, expresó. “Ningún padre desea eso”.

Los comentarios surgieron en una edición especial del programa “BBC Radio 4 Today”, editado por la joven activista como invitada especial.

El padre de la adolescente dijo que su hija de 16 años sufrió de depresión unos tres o cuatro años antes de participar en huelgas estudiantiles a favor del clima.

La pequeña, contó, “se enfermó”, no comía y no hablaba con otras personas.

Para ayudarla, él y su esposa, la cantante de ópera sueca Malena Ernman, cambiaron sus prácticas y rutinas a fin de proteger mejor al medio ambiente.

Svante Thunberg se hizo vegano y Ernman dejó de volar en avión, algo que “trastocó toda su carrera”, relató.

“Honestamente no lo hizo para salvar al planeta sino para salvar a su hija, porque se dio cuenta de cuánto significaba eso para ella, y al hacerlo vio cómo ella creció, cuánta energía sacó de ello”, contó el padre.

La BBC fue criticada por el hecho de que el presentador del programa fue en avión a Suecia para entrevistar a la joven y su padre, pero la emisora dijo que “no tuvimos otra manera de traslado”.

El programa incluyó también entrevistas con el director saliente del Banco de Inglaterra Mark Carney, quien dijo que el sector financiero no ha respondido adecuadamente a la crisis climática, y con el director de cine y ambientalista David Attenborough.


💬Ver 0 comentarios