El papa lamentó los abusos a los que "continuamente" se exponen las mujeres. (AP)

Ciudad del Vaticano — El papa Francisco denunció el miércoles la violencia contra las mujeres y dijo que es como profanar a Dios.

"Si se quiere un mundo mejor en el nuevo año, debería tratarse a las mujeres con dignidad", apuntó el pontífice, agregando que implicarlas en la toma de decisiones es clave para hacer que la humanidad sea más pacífica y esté unida.

Durante su homilía en la misa de Año Nuevo en la basílica de San Pedro, Francisco criticó "cuántas veces se sacrifican los cuerpos de las mujeres en el altar profano de la publicidad, de los beneficios, de la pornografía". El papa lamentó que, aunque las mujeres son "las fuentes de la vida", "son continuamente ofendidas, golpeadas, violadas, obligadas a prostituirse" o forzadas a abortar.

El pontífice elogió a las mujeres como "donantes y mediadoras de paz" y apuntó que deberían estar "completamente asociadas" con la toma de decisiones para hacer que el mundo esté más unido y en paz.

"Una conquista para las mujeres es una conquista para toda la humanidad", agregó.

En su discurso, Francisco no mencionó los prejuicios contra la mujer existentes en la propia Iglesia católica donde, según las enseñanzas del Vaticano, no pueden ordenarse sacerdotes. Algunos miembros conservadores de la institución están escandalizados porque algunas parroquias permitan que haya niñas monaguillo.


💬Ver 0 comentarios