Ramblas de Barcelona (semisquare-x3)
Despliegue policial en el lugar del atentado ocurrido el 17 de agosto de 2017 en las Ramblas de Barcelona, España. (EFE)

El Departamento de Estado de los Estados Unidos pidió a sus ciudadanos que extremen la precaución en el paseo de las Ramblas, en Barcelona, debido al riesgo de que se produzca un ataque terrorista "con poco o ningún aviso" durante las vacaciones de Navidad.

La diplomacia estadounidense emitió ese aviso a través de la cuenta de Twitter de la Oficina Consular, que coordina la ayuda a los estadounidenses que viven en el exterior.



"Extremen la precaución en áreas con movimiento de vehículos, incluidos autobuses, en la zona de las Ramblas de Barcelona durante Navidad y Año Nuevo. Los terroristas pueden atacar con poco o ningún aviso, teniendo como objetivos lugares turísticos, centros transporte y otras áreas públicas", tuiteó la Oficina Consular.

Además, el consulado de EE.UU. en Barcelona repitió ese mensaje en su página web y pidió a los estadounidenses que eviten la zona de las Ramblas, desde la plaza de Cataluña hasta la Plaza del Portal de la Pau, así como que ejerzan una "vigilancia adicional" durante las festividades de Navidad.

El consulado también recuerda a los estadounidenses que, en España, el número de teléfono para emergencias es el 112 y les pide que estén atentos a los avisos que pueda dar la Guardia Civil, la Policía Nacional y los Mossos d'Esquadra, la policía autonómica de Cataluña.

El conseller d’Interior (consejero de Interior del gobierno de Cataluña), Miquel Buch, le ha quitado algo de importancia al aviso estadounidense al afirmar que es uno más de tantas que reciben.

Buch ha explicado en el programa de radio El Món a RAC1 que a pesar de esta advertencia desde Estados unidos descartan aumentar el nivel de alerta terrorista. Asegura que ya es “suficientemente alto” y que “trabajan con intensidad, como siempre” para garantizar la seguridad en Catalunya.

“Es una amenaza más de las que tenemos. Llegan diferentes. El terrorismo está globalizado y todos debemos extremar la seguridad. Nosotros le damos importancia a todas las amenazas (…) seguramente este caso es un poco diferente por el tuit del consulado americano. Se ha hablado más, pero nosotros ya recibimos amenazas. Todas se investigan y trabajamos con intensidad. Esta es una más”, afirmó el conseller en la radio del Grupo Godó.

Desde el Ayuntamiento de Barcelona reconocen que la amenaza terrorista existe, pero que está controlada, según informa el diario La Vanguardia.

La cuarta teniente de alcalde, Janet Sanz, explicó que los diferentes cuerpos policiales están “coordinados para evitar que se acabe produciendo”. Por su parte el regidor de Turismo, Agustí Colom, ha querido hacer una llamada a la tranquilidad para los vecinos y turistas: “Lo que hay que hacer es mantener la tranquilidad y estar atentos a cualquier mensaje”.

El 17 de agosto de 2017, una célula yihadista atropelló a peatones en Las Ramblas de Barcelona y pocas horas después arrolló a varias personas en la localidad costera de Cambrils, acciones que se saldaron en total con 16 muertos y más de un centenar de heridos.

Solo un día después de los atentados, el presidente, Donald Trump, conversó con el entonces jefe del gobierno español, Mariano Rajoy, para ofrecerle "cualquier asistencia necesaria".

El Departamento de Estado suele emitir alertas de viaje para informar a sus ciudadanos de la seguridad de los países a los que tienen pensado desplazarse.

Actualmente, España se encuentra en el nivel 2, de manera que EE.UU. aconseja a sus ciudadanos que presenten atención sobre posibles riesgos.

Ese sistema de alertas tiene cuatro niveles, siendo 1 el nivel más bajo, en el que estadounidenses deben tener "precauciones normales"; y el nivel 4 el más alto y en donde los servicios consulares aconsejan no viajar debido a "la gran probabilidad de riesgos que suponen un riesgo para la vida".


💬Ver 0 comentarios