Cristina Fernández, expresidenta de Argentina. (Unidad Ciudadana vía AP)

Buenos Aires -La expresidenta argentina Cristina Fernández (2007-2015), candidata a vicepresidenta por el opositor Frente de Todos, reapareció este sábado tras las primarias del pasado 11 de agosto y responsabilizó al actual jefe de Estado, Mauricio Macri, por la crisis que vive su país.

"Sabíamos que íbamos a ganar pero no por la diferencia de votos que lo hicimos", dijo la ex mandataria en un acto en la ciudad de La Plata para presentar su libro "Sinceramente".

Se trata de la primera aparición pública de la senadora tras las primarias, en las que el candidato a presidente por el Frente de Todos, el peronista Alberto Fernández, obtuvo el 47.78 % de los votos, sobre el 31.79 % logrado por Macri, que aspira a la reelección en las presidenciales del 27 de octubre próximo.

Cristina Fernández afirmó que, al dejar la Presidencia a finales de 2015, Argentina tenía problemas, como el de la inflación, "pero era un país que estaba encaminado", mientras que ahora, con una economía en recesión desde abril de 2018 y una severa situación financiera, el cuadro es "infinitamente peor y casi inmanejable".

Recordó que durante los doce años de kirchnerismo en el poder se pagaron las deudas contraídas en gobiernos anteriores, incluyendo $9,000 millones que en 2005 el entonces presidente Néstor Kirchner (2003-2007) canceló en un sólo pago al Fondo Monetario Internacional (FMI).

"Ahora, en menos de cuatro años, estamos de vuelta con el Fondo y con $57,000 millones de deuda. Cuando me fui dejamos prácticamente en una condición inmejorable en materia de deuda a la Argentina", señaló.

Rechazó que las turbulencias en los mercados desatadas tras las primarias, con una fuerte escalada en el precio del dólar, sean responsabilidad del Frente de Todos, tal como aseveran desde el oficialismo.

"A nosotros, que nos pasamos pagando las deudas de otros, las actuales autoridades nos digan que lo que está pasando es por los populistas que vienen, la verdad que pido es un poco de decoro cuando se habla", señaló.

A su juicio, tanto "el resultado de lo que está pasando en la economía" como el resultado de las primarias "son el resultado de las políticas que llevó adelante este Gobierno desde el 10 de diciembre de 2015".

"Si hubieran hecho las cosas bien, hubieran sido reelectos", observó.

La senadora dijo que se deben aceptar las derrotas electorales "sin echarle la culpa a nadie" y "menos aún de agarrársela con la gente y provocar medidas que hagan daño a la sociedad", como "subir el precio del dólar".

"Esas cosas no se hacen. No es de buen ser humano. Es más allá de buen dirigente o mal presidente. Es de mal ser humano hacerle esas cosas a la sociedad", sostuvo.

Ante las "dificultades" actuales, afirmó que "va a ser inevitable que todos los sectores económicos se sienten a discutir en serio" un modelo de país que, a su juicio, debe estar basado en la industria, que genera empleo, y en la ciencia y la tecnología, que agrega valor y competitividad.

Apuntó que Macri "hizo lo que cada sector económico le pedía", "pero el problema es que cuando uno es presidente no se puede acceder a todo lo que te piden sino articular los intereses pensando en el país y en las mayorías". 


💬Ver 0 comentarios