El informe también señala que Pekín no le informó a la Organización Mundial de la Salud que el coronavirus “era una enfermedad contagiosa” durante gran parte de enero. (EFE)

Washington — Autoridades estadounidenses creen que China ocultó la magnitud del brote del nuevo coronavirus —y qué tan contagiosa era la enfermedad— a fin de acaparar los suministros médicos necesarios para hacerle frente, de acuerdo con documentos de inteligencia.

Los funcionarios chinos “ocultaron intencionalmente la gravedad” de la pandemia al mundo en los primeros días de enero, según un informe de cuatro páginas del Departamento de Seguridad Nacional fechado el 1 de mayo y que obtuvo The Associated Press. El anuncio fue efectuado luego de que el gobierno del presidente Donald Trump ha intensificado sus críticas hacia China, entre ellas las declaraciones del domingo del secretario de Estado, Mike Pompeo, en las que responsabiliza a Pekín de la propagación de la enfermedad y exige que se le haga rendir cuentas.

Por su parte, los detractores de Washington afirman que la respuesta del gobierno ante el virus fue inadecuada y lenta. Los opositores políticos de Trump han acusado al presidente y a su gobierno de arremeter contra China, un enemigo geopolítico pero crucial socio comercial de Estados Unidos, en un intento por desviar las críticas dirigidas a la Casa Blanca.

El análisis —el cual no es secreto, pero sí considerado “sólo para uso oficial”— subraya que, mientras minimizaba la gravedad del coronavirus, China incrementó las importaciones de equipo médico y redujo las exportaciones de este. Las autoridades del gigante asiático trataron de encubrir esas acciones al “negar que hubo restricciones a las exportaciones y ofuscar y retrasar el suministro de la información de sus transacciones comerciales”, se afirma en el análisis.

El informe también señala que Pekín no le informó a la Organización Mundial de la Salud que el coronavirus “era una enfermedad contagiosa” durante gran parte de enero, de forma que pudiera adquirir equipo médico del extranjero, e indica que sus importaciones de cubrebocas y gorras y guantes quirúrgicos aumentaron marcadamente.

Tales conclusiones están basadas en el 95% de probabilidad de que los cambios en las actividades de importación y exportación de China no estuvieran dentro de los rangos normales, de acuerdo con el informe.

Trump ha especulado que China podría haber desatado el coronavirus debido a cierto tipo de horrible “equivocación”. Las agencias de inteligencia del presidente afirman que siguen analizando una noción planteada por Trump y sus aliados de que la pandemia pudo ser el resultado de un accidente en un laboratorio chino.

En una entrevista el domingo con el programa “This Week” de lacadena ABC, Pompeo dijo no tener razón para creer que el virus fue propagado deliberadamente. No obstante, agregó, “recuerden que China tiene antecedentes de contagiar al mundo, y tienen antecedentes de operar laboratorios que operan por debajo de los estándares adecuados”.


💬Ver 0 comentarios