Italia inició su desconfinamiento el 4 de mayo con la reanudación de actividades como la manufactura o la construcción. (EFE)

Roma - Italia ha registrado desde marzo 81 millones de turistas menos que en el mismo periodo del pasado año como consecuencia de la pandemia del coronavirus, una cifra que supone una pérdida de $22,000 millones para el sector de la hostelería y la restauración.

Así lo ha afirmado hoy Coldiretti, la mayor asociación de empresarios agrícolas de Italia, en un informe en el que apunta que las medidas de confinamiento decretadas por el Gobierno italiano en marzo para contener la propagación del coronavirus han penalizado enormemente al turismo, que representa el 13% del producto interior bruto (PIB), en una época del año particularmente fructífera por las vacaciones de Semana Santa y puentes como el del 1 de mayo.

"El impacto económico entre marzo y mayo es dramático, con una pérdida estimada de $22,000 millones para hoteles, restaurantes, transporte y compras", apunta esta asociación.

Coldiretti celebra que el primer ministro italiano, Giuseppe Conte, haya afirmado este domingo que Italia no tendrá un verano en cuarentena y que sus ciudadanos podrán ir a la playa, a la montaña y disfrutar de la belleza de las ciudades, con algunas precauciones.

Conte también ha subrayado que el Gobierno sigue observando de cerca la curva de contagios, que se mantiene en tendencia bajista.

Italia inició su desconfinamiento el 4 de mayo con la reanudación de actividades como la manufactura o la construcción, y las siguientes fechas de la desescalada son el 18 de mayo, cuando abrirán museos y tiendas, y el 1 de junio, cuando será el turno de restaurantes, bares y peluquerías.

La asociación italiana ha pedido al Ejecutivo que autorice ya la reapertura de las más de 24,000 casas rurales repartidas por el territorio nacional, que en 2019 alojaron a 14 millones de turistas.

En su opinión, representan una oportunidad para la recuperación del turismo en la fase de desconfinamiento, porque permiten el respeto de la distancia social y evitan las aglomeraciones que se dan en ciudades o playas.

La asociación de hoteleros de Italia Federalberghi estimó recientemente que el país perderá más de 300 millones de turistas en 2020, lo que comportará una caída en la facturación de casi $18,000 millones, un 71.4 % en términos interanuales.


💬Ver 0 comentarios