La caída de reservas es notable también en Punta Cana, principal destino turístico del país. (Shutterstock)

República Dominicana anunció este medidas para proteger el turismo, el principal sector económico del país, después de una oleada de cancelaciones que se han traducido en el mes de julio con una ocupación más baja desde 2011.

La caída de las reservas, consecuencia directa de las noticias negativas sobre la muerte de varios estadounidenses en hoteles del país, llevó al gobierno a anunciar la creación del Comité Nacional de Seguridad Turística, con el que se pretende "erradicar" todo tipo de amenazas contra este sector, que en 2018 dejó ingresos de $7,600 millones.

El portavoz del Ministerio de Turismo, Napoleón de la Cruz, dijo a Efe que la iniciativa forma parte "de las acciones que se vienen adoptando en el país desde principios de año para fortalecer el sistema de seguridad turística".

"La seguridad siempre ha sido una prioridad para el gobierno y todos los dominicanos", agregó.

La creación del comité se informó mediante un decreto, tres días después de conocerse que el número de turistas extranjeros cayó un 16.1 % en julio, en comparación al mismo mes del año anterior.

La ocupación hotelera en julio, uno de los mejores meses para el sector, se situó en el 69.7 %, la cifra más baja para ese mes desde 2011, según estadísticas del Banco Central.

La caída de reservas es notable también en Punta Cana, principal destino turístico del país, donde la ocupación se situó en el 74.8 %, frente al lleno completo (91.9 %) de julio de 2018.

A pesar de estos datos, entre enero y julio la llegada de extranjeros solo bajó un 0.5 % y, si se tiene en cuenta las visitas de los dominicanos no residentes, el sector tuvo una expansión del 1,5 % con respecto a 2018, un año de récord.

El propio Banco Central destacó en su informe que la disminución del flujo de turistas se debe esencialmente "a la desafortunada campaña mediática sobre algunos eventos lamentables ocurridos a turistas procedentes de Estados Unidos en algunos hoteles del país durante la primera mitad del año 2019".

El pasado junio los medios de EE.UU., principal emisor de turistas a República Dominicana, dieron gran difusión a noticias sobre la muerte de una decena de turistas en el país desde el comienzo del año motivadas por causas dispares, desde violencia, hasta por problemas médicos o accidentes de tráfico.

El Gobierno dominicano ha denunciado la existencia de una "campaña mediática" para perjudicar el país, entre otros motivos, porque el número de fallecidos es insignificante en comparación a los 7.5 millones de viajeros que recibe anualmente el país y porque, según sus estadísticas, este año se ha reducido el número de muertes.

Para contrarrestar esas noticias negativas, el gobierno dominicano desplegó una campaña de comunicación, en especial en Estados Unidos, y se ofreció a colaborar con el FBI para aclarar las muertes, tratadas como "misteriosas" por algunos medios norteamericanos.

La última medida para favorecer el sector, la creación del comité anunciada este martes, tiene como objetivo "fomentar un clima de seguridad integral en el sector turístico nacional", según el texto del decreto.

El comité está integrado por los ministerios de Turismo, Defensa e Interior, así como la Procuraduría General de la República y la Asociación Nacional de Hoteles y Restaurantes (Asonahores).

Entre otras funciones, el comité se encargará de coordinar las actividades de seguridad en torno al turismo.

También se encargará de "diseñar políticas, estrategias y programas para la prevención, detección, persecución y erradicación de amenazas que atenten contra la seguridad de la industria turística" en el país.

A pesar de la campaña de noticias negativas, la llegada acumulada de extranjeros procedentes de Norteamérica se mantiene positiva en el acumulado del año y ha mostrado un crecimiento interanual del 2.6 %, según los datos del Banco Central.

Otros mercados tuvieron un comportamiento negativo, por otros motivos, en especial Europa, segunda región en importancia para República Dominicana, donde el flujo de turistas disminuyó un 6.2 %.

El turismo desde Suramérica también experimentó un descenso del 6.2 %, en gran medida por las reducciones en la llegada de viajeros desde Argentina, Venezuela y Brasil.


💬Ver 0 comentarios