De las 27 embarazadas contagiadas de de listerioris tratadas en el Hospital Virgen del Rocío, once de ellas han dado a luz bebés sanos. (Facebook / Hospital Virgen del Rocío)

El ministerio español de Sanidad confirmó este viernes el fallecimiento de un hombre de 72 años por el brote de listeriosis provocado por el consumo de carne mechada contaminada con esa bacteria, que afecta a 204 personas.

El fallecido padecía un cáncer terminal de páncreas y había consumido alguno de los productos contaminados.

Hasta el momento se conocía el fallecimiento de una anciana de 90 años ingresada en el hospital Virgen del Rocío de la ciudad de Sevilla (sur) y el de otra mujer, de 74 años, que permanecía en el mismo centro sanitario.

Además, tres embarazadas han perdido a sus bebés en las últimas horas por el mayor brote de listeriosis registrado en España, según publica el diario El País

El medio informa, además, que dos de esos abortos se han producido en Sevilla y el otro en Madrid, también vinculado con la infección originada en la empresa Magrudis. En el caso de Andalucía, se trata de dos mujeres que estaban ingresadas en los hospitales Virgen Macarena y Virgen del Rocío, y que habían consumido la carne contaminada de La Mechá, según ha informado este viernes la Consejería de Salud andaluza. 

Los abortos se han producido en las semanas 32 y 8 de gestación, respectivamente. La embarazada de Madrid estaba también en la octava semana de gestación, y se encontraba ingresada y en seguimiento en un centro privado de la capital, donde ha sufrido el aborto durante la noche del jueves al viernes. Consumió la carne objeto de la alerta sanitaria en un establecimiento en Andalucía.

Los tres abortos conocidos este viernes y la confirmación del caso del día 2 de agosto, en el que el feto estaba en la 18° semana de gestación, se suman al que sufrió otra mujer, en los últimos tres meses de embarazo, el pasado 12 de agosto, antes de que se decretara la alerta sanitaria y que fue confirmado la semana pasada por José Miguel Cisneros, el portavoz del grupo de seguimiento de la crisis de la Junta de Andalucía. 

En un primer momento se descartó que estuviera vinculado con el brote porque no constaba que la madre hubiera comido la carne mechada de Magrudis. Lo probable, explicó el doctor, es que no hubiera mencionado ese producto, aunque sí lo hubiera ingerido, ya que entonces no estaba el foco puesto sobre él.

De las 27 embarazadas contagiadas por este brote de listerioris tratadas en el Hospital Virgen del Rocío, once de ellas han dado a luz bebés "sanos" y el resto "sigue su embarazo con normalidad hasta este momento", aunque los abortos también evidencian "que el tratamiento no impide que esto suceda", ha dicho este viernes el portavoz del gabinete de la Consejería de Salud para este brote de listeriosis, el doctor José Miguel Cisneros.

Las autoridades sanitarias informaron también de que siguen siendo 204 los casos confirmados por la bacteria de la listeria, 197 de ellos en Andalucía, la mayoría de ellos en la ciudad de Sevilla (162). El 58 % son mujeres, 31 de ellas en estado de gestación.

Hace unos días se confirmó también el primer posible caso de un extranjero contagiado en España, un turista inglés que comió carne mechada contaminada en la ciudad de Huelva y que fue atendido en París, por donde pasó antes de regresar a Reino Unido. 

En tanto, el consejero de Salud y Familias, el médico en excedencia Jesús Aguirre (Partido Popular),  defendió este viernes en el Parlamento andaluz que la Junta de Andalucía ha actuado con la "máxima celeridad" en la crisis sanitaria provocada por consumo de carne mechada contaminada de la marca La Mechá y "se adelantó" en tres días a la confirmación oficial del laboratorio municipal, que, según ha dicho, se produjo el 17 de agosto.

Según informa el diario El Mundo, la Junta, con un informe provisional pero no definitivo, pidió al Ayuntamiento de Sevilla el día 14 que inspeccionara la fábrica de Magrudis y que paralizara cautelarmente la fabricación de la carne mechada, según la información trasladada por el consejero.

La enfermedad puede ser prácticamente asintomática, presentar síntomas no graves, como una gastroenteritis con algo de fiebre, o llegar a una meningitis en fetos y bebés; y en casos muy graves puede haber secuelas neurológicas. Su tratamiento con antibióticos se ha mostrado efectivo.


💬Ver 0 comentarios